Suizos aprueban por iniciativa racista para limitar la inmigración

bandera-suiza

Berna, 9 feb (PL) La aprobación de una iniciativa racista contra inmigración masiva en Suiza provocó hoy rechazo y consternación en Europa.
El 50,3 por ciento de los participantes en la consulta popular votaron a favor de la iniciativa del Partido Popular Suizo (SVP), una agrupación nacional-conservadora de extrema derecha.
Con el referéndum, el SVP obliga al gobierno nacional introducir una cotización de la inmigración a Suiza.
Eso significa que el gobierno suizo tiene que renegociar el tratado sobre la libertad de la elección del lugar de residencia con la Unión Europea (UE).
Desde 2002 ciudadanos de los Estados miembros de los 28 pueden moverse libremente en el país o trasladar su domicilio a Suiza sin pedir permiso.
Según el texto de la iniciativa derechista, en el futuro el gobierno debe aplicar cuotas según “los intereses económicos de Suiza”.
Los demás partidos, sindicatos y asociaciones comerciales rechazaron una limitación de la inmigración que podría dificultar el ingreso de expertos y afectar de tal manera el crecimiento de la economía.
El presidente del Parlamento Europeo, el socialdemócrata Martin Schulz, dijo en una primera reacción que Bruselas “insistirá en el principio de la libre elección del lugar de residencia”.
Mientras, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, calificó este principio como una parte integral de las relaciones bilaterales entre la UE y Suiza.
Según la iniciativa del SVP, empresarios deben preferir en el futuro a ciudadanos suizos en la contratación de nuevos empleados.
Esta regla afectará también a ciudadanos europeos que se mudaron después de 2002 a Suiza.
En los recientes cinco años alrededor de 77 mil personas se mudaron a Suiza, el 70 por ciento de ellos de Estados miembros del bloque.
Mientras tanto, el país alpino tiene ocho millones de habitantes, de los cuales el 25 por ciento son extranjeros.

Comentarios con Facebook