Gobernador de estado de Washington suspende pena de muerte

corte-de-ee-uu-suspende-ejecucion-de-condenado-a-muerte-en-texas-301927_560_400_1

Washington, 11 feb (PL) El gobernador de Washington, Jay Inslee, suspendió hoy la aplicación de la pena de muerte en ese estado norteamericano, alegando que existen numerosas dudas sobre la pena capital y demasiadas fallas en el sistema.

Según Inslee, tomó la decisión luego de varios meses de revisión que incluyeron consultas con familiares de víctimas de homicidios.

La responsabilidad primaria del Estado es la justicia equitativa ante la ley. Y en los casos de pena de muerte yo no estoy convencido de que se cumpla una justicia equitativa, subrayó en un comunicado.

Agregó que el uso de la pena de muerte en el noroccidental territorio se aplica de manera desigual, dependiendo a veces del presupuesto del condado donde ocurrió el delito.

El gobernador demócrata prometió que tomará similar decisión para todos los casos de pena de muerte que se encuentran en su oficina, aunque explicó que la moratoria no es sinónimo de misericordia o conmutación de la pena para los nueve presos que esperan por su ejecución.

La decisión de Inslee ocurre en medio de una creciente oposición contra la pena capital en esta nación norteña ante las dudas sobre la legalidad de la inyección de drogas letales que se aplica a los condenados a muerte.

Defensores de derechos humanos exigen evitar a los reos el sufrimiento innecesario e interminables minutos de agonía, como ocurrió el pasado 16 de enero cuando fue ejecutado en el estado de Ohio Dennis McGuire, a quien se le suministró un cóctel compuesto por dos sustancias.

Según su defensa, la muerte por asfixia de McGuire fue “una pena cruel y poco habitual”, la cual además es prohibida por la Constitución de Estados Unidos.

La pena capital ha sido abolida en 18 de los 50 estados del país, así como en el Distrito de Columbia, de acuerdo con el Centro de Información sobre la Pena de Muerte.

Desde 1981, cuando se reactivó la pena de muerte en el estado de Washington, 32 personas fueron sentenciadas al castigo extremo, de las cuales a 18 se les conmutó sus condenas a cadena perpetua y una fue liberada.

Más de mil 300 reos han sido ejecutados en Estados Unidos, país con una de las mayores poblaciones penales del mundo, desde que la Corte Suprema de Justicia levantara la prohibición de la pena capital en 1976.

Comentarios con Facebook