Conaculta lamenta fallecimiento de Federico Campbell

alr_1234b
A través de un comunnicado, Conaculta lamento el fallecimiento del mexicano Federico Campbell, escritor y periodista tijuanense quien tras sufrir un derrame cerebral masivo, la familia decidió desconectarlo. Autor textos como La memoria de Sciascia (FCE, 1989), La invención del poder (Aguilar 1994) y Máscara negra (Joaquín Mortiz, 1995) entre otros títulos, quien tradujo a Harold Pinter, David Mamet y Leonardo Sciascia, falleció este sábado a las 16:20 horas, en el Hospital Mocel de la Ciudad de México. Su hijo, Federico Campbell Peña.
El escritor de 72 años de edad ingresó al nosocomio el pasado 31 de enero por un cuadro de neumonía que más tarde se confirmaría fue provocado por el virus AH1N1. Según informó su hijo, sus restos serán velados en el Panteón Francés de San Joaquín, ubicado en la Delegación Miguel Hidalgo del Distrito Federal.
Federico Campbell fue ganador del Premio de Narrativa Colima, otorgado por el INBA y la Universidad de Colima, en noviembre de 2000, por su novela Transpeninsular. Nació el 1 de julio en 1941, en Tijuana, Baja California, y a su trabajo como novelista y ensayista, antecedió estudios de Derecho, Filosofía y Letras en la UNAM y periodismo en Macalester College, en Saint Paul, Minnesota, en 1967.
Fue corresponsal en Washington de la Agencia Mexicana de Noticias; fundador de la editorial La Máquina de Escribir, nombrado Creador Emérito de Baja California 2009 por el Gobierno del Estado, y un activo conferencista, quien apenas el viernes 24 de enero en el Centro Cultural Tijuana (Cecut) ofreció una conferencia magistral sobre la vida y obre de Juan Rulfo, y el lunes 27 fue nombrado presidente honorario de la XXXII Feria del Libro de Tijuana, en una ceremonia realizada en el palacio municipal de esa ciudad fronteriza.
Reconocido cuentista, novelista, ensayista y entrevistador, entre cuyos textos de entrevista figura el célebre Conversaciones con escritores, Conaculta, Sello Bermejo, Campbell obtuvo en 1995 la beca J. S. Guggenheim y en 1999 participó del Sistema Nacional de Creadores.
El pasado 1 de febrero, la prensa tijuanense reportaba que para Campbell la muerte de José Emilio Pacheco fue pesarosa porque no sólo había perdido a un gran amigo y el país a un gran poeta, sino que había muerto un vecino de su barrio, y señalaba que se sabía de memoria algunos poemas suyos como De algún tiempo a esta parte. Agregaba que Pacheco, aparte de poeta era muy perfeccionista y lo extrañaría.
Entre sus novelas figuran Todo lo de las focas, dentro del volumen Tijuanenses. Ed. Joaquín Mortiz, México, 1983. Pretexta o el cronista enmascarado. Fondo de Cultura Económica, México, 1979.Transpeninsular. Joaquín Mortiz, México, 2000. La clave Morse. Alfaguara, México, 2001.
 Sus libros de ensayo son La memoria de Sciascia. Fondo de Cultura Económica, México, 1989;  Post scriptum triste, Ediciones del Equilibrista, México, 1994; La invención del poder. Aguilar, México, 1994; Máscara negra. Joaquín Mortiz, México, 1995; Padre y memoria. Ediciones sin Nombre, 2009.
Colaboró en los principales diarios y revistas nacionales en México, como La Jornada, Proceso y Milenio. Federico Campbell Peña, periodista y reportero de la televisión mexicana, es hijo suyo y de Margarita Peña Muñoz.

Comentarios con Facebook