Fallo contra asesino de un negro calienta tema racial en Florida

juez-juicio-140711

PL

Washington.-  El fallo de un jurado de Florida contra Michael Dunn por el homicidio del joven negro estadounidense Jordan Davis caldeó los ánimos en ese estado, donde aún están abiertas las heridas del caso Zimmerman.
Dunn, un analista de programas informáticos de 47 años, fue convicto de intento de homicidio por disparar a un carro lleno de adolescentes después de una discusión sobre el elevado volumen de su música, pero los jurados no pudieron ponerse de acuerdo sobre el cargo más grave, que era el de asesinato en primer grado.
Los jurados anularon el cargo de asesinato y encontraron culpable al pistolero de tres imputaciones de intento de homicidio de segundo grado y por disparar a un carro ocupado por personas.
El acusado mató a tiros a Davis, de 17 años, en 2012 luego de discutir por el volumen de la música que provenía de su vehiculo estacionado y donde se encontraba junto a otros tres menores negros en Jacksonville.
Durante el proceso el incriminado planteó que había actuado en defensa propia cuando fue apuntado con un arma, que nunca apareció, y describió a los baleados como  “un peligro claro e inminente”.
Durante las vistas el fiscal adjunto John Guy dijo al jurado que el acusado “no disparó a un auto lleno de menores para salvar su vida. El les disparó para salvar su orgullo” y agregó que Davis no tenía un arma, era simplemente muy bocón.
Este proceso y su desenlace tiene como telón de fondo el juicio contra George Zimmerman, quien fue absuelto por la muerte de Trayvon Martin, de 17 años, en Sanford, otro joven negro víctima de leyes estatales que permiten a las personas disparar contra alguien si se sienten amenazadas.
Durante las indagatorias la policía no encontró evidencia de que hubiera un arma en la camioneta y los tres adolescentes que sobrevivieron testificaron que nunca amenazaron a Dunn.
Los miembros del jurado encontraron al acusado culpable de tres cargos de segundo grado de intento de homicidio por salir de su coche y disparar 10 veces contra el vehículo, por lo que puede ser condenado a 60 años de prisión  en una audiencia de sentencia que puede ocurrir en marzo.
Según Ken Jefferson, un líder comunitario local, el veredicto no fue bien recibido por la comunidad negra en Jacksonville, donde ese segmento representa el 30 por ciento de la población.
Hay una sensación de ser capaz de disparar a la gente negra y salirse con la suya, dijo, sobre todo después del caso Zimmerman.
La decisión de este caso tuvo lugar cuando en Miami se realizaban este fin de semana una serie de actividades para conmemorar el asesinato del joven negro Martin a manos de Zimmerman.

Comentarios con Facebook