Presentan el libro El tren, la radio y los niños

lidiaCamacho-teresaMarquez-rosaMariaLiceaJVL_0324b
El proyecto de radio para niños que surgió hace ya siete años en el Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Ferrocarrilero de Puebla, ha quedado sistematizado en el libro El tren, la radio y los niños que fue presentado en la Sala Murray Schafer de la Fonoteca Nacional.
Editada por la colección de ensayos El Centauro del Conaculta, la obra presenta la experiencia del taller de producción radiofónica para niños, creado como una alternativa académica del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos con sede en Puebla, en el que han participado ocho generaciones y más de 300 pequeños.
La directora del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Ferrocarrilero, Teresa Márquez, recordó que ante la tarea de colocar el patrimonio ferroviario en el imaginario, en el corazón y en el alma de los mexicanos, se decidió aprovechar a la radio para involucrar a niños y niñas.
Durante la presentación del libro, la directora de la Fonoteca Nacional, Lidia Camacho felicitó a Teresa Márquez “por haber tenido la magnífica idea de crear en el seno del museo, un proyecto radiofónico, que si bien comenzó con un taller de guion y producción de radio para niños, hoy ya es un proyecto consolidado”.
Destacó que la obra es una espléndida muestra de los frutos recogidos de esta experiencia, con la cual se busca que los niños comprendan el valor patrimonial ferroviario, cuando este medio de transporte ha desaparecido prácticamente del país.
Por ello, dijo, se trata de una labor digna del mayor reconocimiento, ya que la autora de El tren, la radio y los niños, Rosa María Licea, logró sistematizar la experiencia de estos años de trabajo en este gran proyecto radiofónico con los niños.
Lidia Camacho comentó que a lo largo de las páginas del libro, se revisan diferentes enfoques de comunicación educativa para formar a los niños como productores de radio, así como los métodos, estrategias lúdicas y recursos didácticos, desarrollados para llevar a cabo esta experiencia.
Es una obra llena de ejemplos que iluminan, ya que la directora de la Fonoteca Nacional indicó que se presentan guiones, caracterizaciones y otros elementos que exponen cómo hacer y qué hacer, con el poder de la radio, a fin de sensibilizar a los pequeñines, acerca del valor patrimonial ferroviario.
Señaló que la serie radiofónica hecha por y para niños, El vagón de la radio, se transmite en los estados de Puebla y Veracruz, la cual es generada desde una cabina de producción instalada en un vagón de ferrocarril.
Destacó que los niños que participaron en este proyecto y que ahora ya son jóvenes, mantienen la pasión por la radio, y realizan proyectos como Vagón sound system, un espacio donde abordan la manera de percibir al mundo y muestra el impacto positivo de esta aventura radiofónica.
Para Lidia Camacho, El tren, la radio y los niños es una confesión de lo que se hizo, por lo que puede servir de ejemplo, desde el punto de vista didáctico, del trabajo que se puede hacer en los museos que son espacios propicios para la formación, la capacitación y la creatividad.
Por su parte, Ana Bedolla, quien participó activamente en la creación del Museo de Arte Popular, también destacó que este libro “relata una experiencia, creo que muy relevante en el plano nacional y habría muchos museos en el mundo, que desearían haber tenido un proyecto como éste”.
Consideró que El tren, la radio y los niños es una experiencia ejemplar y valiosa desde la perspectiva educativa, de trabajo con los niños, a fin de que puedan hablar, aprender a escucharse, escribir y ponerse de acuerdo, además de sensibilizarlos al lenguaje sonoro.
El tren, la radio y los niños, escrito por Rosa María Licea, subdirectora de Servicios Educativos y Extensión del Centro Nacional para la Preservación del Patrimonio Ferrocarrilero muestra, según su autora, “la esencia participativa y comunitaria de este proyecto de radio hecho por los niños, además de ponderar el valor del museo para la educación y el poder de la radio como alimento de la imaginación y la creatividad en edad temprana”.
En este proyecto, los niños incursionan en el mundo de la radio, la producción y el periodismo y, en el programa El vagón de la radio abordan temas de interés como astronomía, cambio climático, tradiciones, trabajo infantil y migración.

Comentarios con Facebook