Veneno Puro

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*Los Descobijados

*Del Ciberespacio

*Junior Intocable

En el convulso 1993, tras el asesinato del Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo y cerca del estallido del levantamiento neozapatista que duró once días de tiroteos y ya cumplió si vigésimo aniversario como la primera, única y singular “guerrilla pacifista” de la historia, el entonces precandidato del PRI a la Presidencia, Luis Donaldo Colosio, fue llevado, un tanto a regañadientes, en Sinaloa, a un rancho “de un rico agricultor” dispuesto a aportar el dinero, destinado a su segura campaña, que se le negaba en las esferas del poder salinista acaso con la intención de desfondarlo y convertirlo en un títere de los Salinas. El aspirante no se imaginó, quizá por ingenuidad o por la necesidad de asegurarse ingresos suficientes para una periodo estimado difícil, que caería en una trampa.

En el rancho de marras le esperó su propietario, quien se identificó con un nombre falso, y una decena de jovencitas, de esas edecanes quienes con sus pantaloncillos ajustados parecen irresistibles y siempre seducidas por el poder… y el dinero que genera. Dos de ellas se sentaron a los flancos y sobre las piernas del abanderado priísta, momento que aprovechó el anfitrión para la foto de rigor, junto a el “futuro presidente” relajado naturalmente, sin ponerse a pensar cuál sería el destino de la misma. Y, por supuesto, por azares del destino el documento gráfico fue a parar a manos de los inefables y entrometidos agentes de la DEA estadounidense quienes, en seguida, de acuerdo con su gobierno, alertaron al priísta:

–Quien aparece junto a usted es… Joaquín “El Chapo”.

No se olvide que “El Chapo” huyó, sobre el techo de un taxi, del aeropuerto de Guadalajara luego del magnicidio contra el Cardenal Posadas y fue a refugiarse al linde entre México y Guatemala, por las Cañadas, muy cerca de donde pululaban los indígenas con pasamontañas adiestrados por los “ladinos” aposentados de la sierra y con armas compradas, a precios de oferta, en el mercado negro promocionado por mandos medios del ejército. La detención del mismo, el 10 de junio de 1993, apenas dieciocho días después de los sucesos de Jalisco, sitúa la escena narrada entre estos dos hechos de manera muy significativa. Por supuesto, Colosio, engañado, se enfureció y la DEA le entregó una lista de supuestos enlaces con el narcotráfico que desempeñaban funciones cercanas a él pidiéndole desvincularse de ellos, entre tales estaba el nombre de Liébano Sáenz Ortiz quien sería su vocero en la campaña… y el encargado de anunciar su deceso, en Tijuana, el 23 de marzo de 1994.

Todo esto cobra oportunidad por el reciente encuentro, que se pretendió secreto, entre Alfredo Castillo Cervantes, destinado a fungir como comisionado en Michoacán en calidad más bien de virrey con el consiguiente desplazamiento de los poderes locales y del maltrecho gobernador Fausto Vallejo Figueroa, con Juan José Farías, “El Abuelo”, lugarteniente de los hermanos Valencia cabezas señaladas del llamado “cártel del Milenio”, y un par de dirigentes de los “autodefensaS” michoacanos de los que ha desaparecido el célebre –por una entrevista de televisión-, Juan Manuel Mireles, para muchos “el valiente”…quien huyó en avioneta desde Parácuaro antes de la llegada de otros grupos comunitarios enfurecidos. Por algo sería.

Lo anterior confirma, pese a las declaraciones un tanto insidiosas del Procurador General, el hidalguense Jesús Murillo Karam –posiblemente en fase de solicitar licencia si declaró por su propia cuenta, esto es sin la anuencia de su superior, el presidente-, que Castillo lleva consigo el acuerdo de entablar una especie de tregua así tenga que reunirse con los representantes del crimen organizado para reducir con ello el nivel de violencia y mostrar la capacidad de gobierno para recuperar una región en estado de ingobernabilidad. Las presiones del norte parecen centrarse en este punto en las vísperas del arribo del jefe de la Casa Blanca a Toluca, ¿nueva sede de los poderes federales?.

De ser así, es evidente que el gobierno peñista está en una tremenda encrucijada. Por una parte, las argucias del vecino entrometido y falaz; y, por la otra, la urgencia de dar algunos resultados positivos que podrían modificar el sentido de los acontecimientos alejándose de las estrategias señaladas por calderón y sus huestes, entre ellos el muy peligroso genaro garcía luna con un caudal de desviaciones y sospechas sobre sus hombros. Pero, lo segundo, de ser así también lo intentó calderón a través de Juan Camilo Mouriño Terrazo quien apenas pudo ponerse en la ruta de los arreglos soterrados antes de ser “accidentado” en noviembre de 2008 cerrándose los expedientes sobre su investigación por “órdenes” del entonces secretario de Comunicaciones, Luis Téllez Kuenzler, quien solicitó el alejamiento de la Procuraduría General sobre cualquier tipo de pesquisas relacionadas con el caso. ¿Y para cuándo sus declaraciones al respecto ante las dudas que perviven sobre el suceso?¿También, como antes hizo calderón, el señor peña le brindará el servicio lacayuno de la impunidad?

Mientras, negociaciones de más, siguen sumándose muertos con los “autodefensas” a la vanguardia en la toma de plazas. Dicen los voceros del gobierno federal que es éste quien lleva la batuta. De ser así, ¿utilizan a los grupos comunitarios como carnes de cañón o escudos humanos? Pareciera que las fuerzas públicas, desde el ejército, la armada y los agentes federales, mandan por delante a los regimientos sociales, lo hicieron ya en Apatzingán, para que reconozcan los campos minados sin siquiera comprometerse. Si el ejercicio sale mal, será culpa de los intrépidos que defienden a sus familias y sus heredades; si sale bien, ya sabemos quien o quienes se pararán el cuello. La historia de la clase política mexicana siempre regresa al mismo punto.

Mirador

En el mundo están registrados, nada menos, dos mil 700 millones de cibernautas; de éstos, unos 45 millones son mexicanos, en apariencia muy por debajo de otras naciones del continente pero demasiados si consideramos que uno de cada dos ciudadanos, entre la población global en la que los niños muy pequeños y los ancianos muy viejos no tienen acceso a las redes, son asiduos navegantes del nuevo mundo paralelo a veces tan complejo de entender y sin una reglamentación mínima sobre usos y abusos que puedan surgir. Recuérdese; en todo espacio y circunstancia, deben existir límites si se busca preservar los derechos de terceros y, con ello, la paz social… tan endeble siempre.

Los hechos preocupantes tienen que ver con el asalto contumaz de los grupos delincuenciales capaces de convertirse en “hackers”, lo de menos, o extorsionadores y secuestradores, lo de más, con decenas de argucias que rebasan el comportamiento civilizado y la correlación digna entre los seres humanos, cualquiera que sean sus filiaciones políticas e ideologías:

A).- Cuando menos, catorce millones ochocientos mil mexicanos han sido víctimas de abusos y ruindades a través de las redes sociales o de los bancos de “hackers” que, en nuestro país tienen al frente a dos grupos plenamente identificados: los de Los Pinos y los incondicionales de Andrés Manuel López Obrador quien tiene en condición de gran operario a Federico Arreola como he podido comprobar; y no muy a la zaga van los panistas y, por supuesto, los cárteles y otras organizaciones del crimen. Esto es, uno de cada tres usuarios, en promedio, sufren o han sufrido afrentas, delitos y todo tipo de abusos por estar dentro de la cadena cibernética.

B).- En nuestro país, a diferencia de las potencias del norte y de varias naciones latinoamericanas, no existe un solo centro de investigación destinado a crear la tecnología necesaria para elaborar estrategias policiales con la necesaria capacidad para detectar a los delincuentes, abusadores de niños y niñas entre ellos, aun cuando existe un hipotético cuerpo de seguridad supuestamente especializado en la materia. En pocas palabras: estamos en manos de quienes, por sus habilidades con las computadoras, son capaces de introducirse en nuestras oficinas y nuestros hogares no sólo para realizar tareas d espionaje sino, sobre todo, para cometer delitos de extrema gravedad incluyendo el terrorismo como se ha demostrado ya en algunas entidades del país. ¿Recuerdan la iniciativa al respecto del gobernador veracruzano, Javier Duarte de Ochoa, quien recibió una andanada de protestas por haber encarcelado a dos sujetos que se dedicaban a causar pánico entre los cibernautas, por el supuesto de violentar la libertad?

No nos confundamos: la libertad nada tiene que ver con la anarquía, el estado sin ley, los espacios supuestamente impenetrables. Como en cada una de las actividades humanas, la convivencia pacífica debe asentarse en reglas justas –no sólo legales sino con criterios más amplios- para obstaculizar las labores de los que sólo alcanzan importancia a costa de afrentar a los demás, o victimizarlos, en una cadena interminable y, de heho, tan libre como los corredores aéreos a donde no llegan las coberturas de los radares como ya hemos contado.

Más grave aún, si cabe, es conocer que, de acuerdo a las estimaciones de los estudiosos –entre ellos el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, como reveló La Jornada el pasado lunes 10-, “en unos años” esta actividad delincuencial en el mundo cibernético podría generar una economía superior a la del narcotráfico y “la trata de personas”, un hecho pocas veces mencionado a pesar de que nuestro país está entre los proveedores más buscados para captar niños y niñas destinados a las atrocidades sexuales de la peor calaña… e incluso a la forzada utilización de órganos para los ricos de los Estados Unidos. ¿De esto se atreverá hablar peña con su visitante Obama en unos días?

Por las Alcobas

Los juniors no saben llorar. Igual los de los mayores delincuentes, digamos Melissa Plancarte, hija de uno de los principales “Caballeros Templarios” que se queja del acoso mediático cuando va y viene entre las fiestas de los capos, incluso en compañía de una guapa senadora, Iris Vianey Mendoza Mendoza, quien exige se investigue su conducta al respecto y por ello pidió licencia en la Cámara alta; y lo mismo los vástagos de los peores tránsfugas políticos, que debieran estar en el basurero de la historia por cuanto han hecho en el derrotero de sus vidas públicas como en el caso del controvertido “senador” manuel bartlett díaz.

Pues bien, el hijo del segundo personaje, León Manuel Bartlett Álvarez, no deja de hacer negocios a la sombra de la impunidad otorgada a su padre precisamente por “veleta” y bajo el supuesto de la peligrosidad política de éste refugiado hoy bajo los pantalones de López Obrador. León Manuel acaba de fundar una empresa más: Cyber Robotics, destinada a dotar de instrumentos y equipos médicos, importados –o de contrabando-, a los hospitales y clínicas sean públicas o privadas. Un negocio más, al amparo de la pobre salud de la mayor parte de los mexicanos, sin ningún tipo de vigilancia o restricción. Los clanes funcionan.

– – – — – – – – – – – – – –

Web: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

ES EVIDENTE QUE LA NEGOCIACIÓN ENTRE EL GOBIERNO Y LOS NARCOS MÁS AFAMADOS YA COMENZÓ. NO SE OLVIDE QUE EL SEÑOR peña nieto FUE AMENAZADO POR EL “CHAPO” GUZMÁN CUANDO EL PRIMERO CURSABA EL GOBIERNO MEXIQUENSE LUEGO DE UN FALLIDO OPERATIVO CONTRA LA CONFEDERACIÓN DE SINALOA EN METEPEC EN EL QUE SE VIO ENVUELTO, ADEMÁS, UN HIJO DE emilio gamboa patrón. TAL SE HIZO PÚBLICO, DESDE 2011, EN “NUESTRO INFRAMUNDO” –EDITADO POR JUS-, Y TIENE YA FE PÚBLICA ANTE LA AUSENCIA DE RESPUESTAS OFICIALES. PERO LOS INTOCABLES, QUE NO EXISTEN CLARO, SIGUEN ASUMIENDO SU IMPUNIDAD COMO EL MAYOR DE LOS ESCUDOS PROPORCIONADOS POR LA CÚPULA DEL PODER PRESIDENCIAL. Y EL MANDATARIO EN FUNCIONES, COMO EL ANTERIOR, YA SIENTE LOS RIGORES DEL TEMOR.

Comentarios con Facebook