Advierte PRD a EU y Canadá sobre inversiones energéticas

petroleo

PL

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) advirtió hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y al primer ministro de Canadá, Stephen Harper, que invertir en el área energética de México constituye un riesgo.
En un pronunciamiento político realizado por la formación de izquierda, su dirigente nacional, Jesús Zambrano, manifestó que la apertura de la industria de los hidrocarburos a la inversión privada aún no es un tema resuelto en el país.
Deben tener claro que este tema no está resuelto, que es un capítulo abierto y el pueblo mexicano tendrá la última palabra en 2015, señaló con motivo de la visita de ambos mandatarios para participar junto al presidente Enrique Peña Nieto en la Cumbre de Líderes de Norteamérica, a celebrarse mañana.
Zambrano señaló que faltan la elaboración de las leyes secundarias sobre la reforma energética aprobada a finales de 2013 y la consulta popular encaminada a revertirla, por lo que cualquier inversión realizada antes del año próximo estaría en riesgo y carecería de sustento jurídico.
Acompañado por los coordinadores del PRD en la Cámara de Diputados, Silvano Aureoles, y en el Senado, Miguel Barbosa, expresó que esa iniciativa no contó con el voto de su partido, trastoca los fundamentos esenciales de la convivencia republicana y pone en riesgo la soberanía nacional.
Para la reunión que sostendrán mañana los líderes de los tres países miembros del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), se espera que uno de los temas fundamentales sea el de la energía, tras la reforma que por primera vez desde 1938 abre esta industria mexicana a la inversión privada.
Según el gobierno canadiense, una de las prioridades de la cita será el asunto de los hidrocarburos, con el cual, manifestó, se busca un nuevo lanzamiento de la economía del bloque regional.
Hoy vienen a celebrar estas reformas que significan la venta petrolera nacional, y que desaparecen el papel estratégico de áreas fundamentales para la seguridad y la soberanía de México, pues todo lo que tiene que ver con la energía será negociado como parte de las cláusulas del Tlcan, señaló el PRD.
Pero, al decir de la formación política, el desarrollo de las tres naciones se debe realizar en un plano de armonía y de colaboración para el beneficio mutuo de los pueblos, en el cual estos decidan el futuro de sus países.
En ese sentido, defendió la necesidad de que la reforma energética, por su enorme trascendencia, sea sujeta a una consulta popular.

Comentarios con Facebook