EE.UU. da luz verde a primeros reactores nucleares en más de 30 años

estados_unidos_aprueba_el_diseno_del_primer_reactor_nuclear_en_treinta_anos_9b02abb7151ebe9fb5da88739_s

Washington, 19 feb (PL) La administración del presidente Barack Obama dio hoy luz verde a la construcción de dos nuevos reactores nucleares, los primeros en Estados Unidos en más de 30 años.

El secretario de Energía, Ernest Moniz, anunció este miércoles que el Gobierno autorizó a la compañía Southern Company un préstamo de seis mil 500 millones de dólares para construir los reactores en la planta de energía de Vogtle, en Waynesboro, sureño estado de Georgia.

Los reactores nucleares, que suministrarán energía a alrededor de 1,5 millones de hogares estadounidenses, serán los primeros que se edifiquen desde hace más de 30 años, señala el diario The Christian Science Monitor.

La semana pasada, Washington puso fin a una moratoria nuclear de más de 30 años a pocos días de celebrarse el tercer aniversario del accidente en la central nuclear de Fukushima, Japón, a causa de un terremoto y posterior tsunami el 11 de marzo de 2011, y pese a las últimas críticas sobre seguridad en estas instalaciones.

El miércoles último, la Comisión Nuclear Reguladora (NRC) volvió a pedir más controles de seguridad en una de las 65 centrales nucleares del país por errores en el control de estas complejas instalaciones.

Según un comunicado de la NRC, la planta de Palisades, estado de Michigan, cometió el año pasado fallos de seguridad en sus operaciones que, aunque no fueron graves, se suman en pocos días a las críticas sobre los errores que condujeron a una filtración de amoniaco en noviembre en un reactor de la central de San Onofre, California.

En noviembre de 2013, una fuga de material radioactivo fue encontrada en una central electronuclear en el lago Keowee cerca de Seneca, Carolina del Sur, sin que las autoridades pudieran precisar desde cuándo ocurría.

Tras el accidente de Three Mile Island, en Harrisbug, Pensilvania, en 1979, el más grave jamás ocurrido en un reactor en Estados Unidos, las autoridades federales decidieron no volver a construir nuevas plantas nucleares.

Ese percance provocó una importante liberación de radiactividad y causó un incremento del cáncer en las zonas cercanas a la central, según demuestran estudios independientes.

No obstante, alrededor del 20 por ciento de la energía del país proviene de la fisión atómica.

Comentarios con Facebook