Obama viaja a Cumbre de líderes de América del Norte en México

Bg2C8RPCIAIIWib

PL

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, viaja hoy a Toluca, México, para participar en la VII Cumbre de Líderes de América del Norte, donde estará el presidente anfitrión, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Canadá, Stephen Harper.
La visita, de apenas nueve horas, será la quinta que efectúa el mandatario estadounidense a tierras mexicanas desde que asumió la presidencia en 2009 y su segundo encuentro oficial en ese país con Peña Nieto.
Durante su corta estancia, Obama intentará fortalecer la integración y cooperación regional, si bien mantiene una agenda estascada en el Congreso que dificulta avanzar en sus prioridades este año.
Según fuentes de la Casa Blanca en las reuniones bilaterales y en conjunto con Peña Nieto, el gobernante tiene poco que ofrecer tras el estancamiento que sufre la reforma migratoria que afecta a millones de mexicanos que integran el pelotón de los 11,5 millones de indocumentados.
Con Canadá el problema resulta también peliagudo, ante la parálisis en el Congreso de la aprobación para construir el oleoducto Keystone XL el cual transportará petróleo desde las arenas bituminosas de la provincia de Alberta hasta refinerías del estado de Texas.
El gobierno de Harper presiona a Washington para acabar de concretar el proyecto valorado en cinco mil 400 millones de dólares, luego que recientes informes aseveraron que el ducto no aumentará significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero.
Las autoridades de Ottawa plantean que Harper aborde el problema durante sus conversaciones con el jefe del gobierno estadounidense y la decisión que se perfile pudiera tensar o no las relaciones bilaterales.
No obstante, funcionarios estadounidenses precisaron al diario digital The Hill que no debe introducirse ningún elemento nuevo o fijarse una fecha sobre la aprobación del Keystone XL.
Aunque no se esperan grandes anuncios en Toluca, funcionarios de la administración Obama estiman poder avanzar en la concreción este año del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP) y la postergada reforma migratoria, entre otros desafíos.
La oposición republicana mantiene en suspenso el plan para regularizar el estatus de los indocumentados y se niegan a concederles lo que valoran como una “amnistía” a las personas sin papeles.
Los conservadores, contrarios a respaldar la agenda del gobernante, también amenazaron con torpedear cualquier “vía rápida” del Ejecutivo para negociar acuerdos comerciales, aunque la Casa Blanca insiste en que eso no altera su compromiso con el TPP este año.
El TLCAN fue negociado durante los gobiernos del presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari, el presidente estadounidense George H.W. Bush, y del primer ministro canadiense Brian Mulroney.
El pacto que entró en vigencia el 1º de enero de 1994 plantea entre sus objetivos eliminar obstáculos al comercio y facilitar la circulación trilateral de bienes y de servicios entre los territorios de los tres países.

Comentarios con Facebook