Situaciones extracancha serían razones de Vela

a344ad1201be797b7b406d65d3d10d7e-vela

(ng) Lo de Carlos Vela y la Selección Mexicana de Futbol es mucho más profundo que un simple desdén del atacante de la Real Sociedad. Se trata de dolor por una sanción considerada “dispareja” y molestia ante la dinámica tricolor fuera del campo.

Dos fuentes consultadas por EL UNIVERSAL, quienes solicitan el anonimato, comparten las razones por las que el campeón mundial Sub-17 en 2005 lleva 35 meses sin jugar con el combinado nacional y prefiere no estar en el Mundial Brasil 2014.

Todo comenzó el 21 de septiembre de 2010, cuando Néstor de la Torre, entonces director de Selecciones Nacionales, dio a conocer los castigos por el “convivio” que 13 futbolistas tuvieron en el hotel de Monterrey, donde estaban concentrados para un amistoso contra Venezuela.

Vela y Efraín Juárez fueron suspendidos medio año. Los restantes 11, entre los que destacan Javier Hernández, Guillermo Ochoa, Rafael Márquez y Giovani dos Santos, sólo recibieron una multa de 50 mil pesos. A Vela no le pareció justo, más allá de que sí violó algunos artículos del Reglamento Interno del representativo nacional.

Un ex directivo considera que esa situación ha sido determinante para que no quiera volver: “Es probable que sienta que no se midió de la misma forma, que él y Efraín fueron señalados más que el resto. Le molestó haber sido suspendido”.

Vela acudió al llamado de José Manuel de la Torre, hermano de Néstor, para los amistosos del 26 y 29 de marzo de 2011, frente a Paraguay y Venezuela.

“El Chepo” aseguró que daría rotación al plantel en ambos duelos, pero Carlos fue de los pocos que no fue titular. Jugó 15 minutos contra los guaraníes y el segundo tiempo frente a la Vinotinto. Desde entonces, no ha vuelto a reportarse con el Tricolor; únicamente ha dejado entrever que está abierta una puerta… sellada por él.

El Arsenal inglés, club que poseía sus derechos federativos, le impidió jugar la Copa América Argentina 2011, torneo que marcaba el inicio del proceso que finalizó en los Juegos Olímpicos de Londres, para los que el estratega Luis Fernando Tena le tenía contemplado, gracias a su calidad y tener la edad permitida para no ser considerado refuerzo (23 años o menos).

“Me he planteado la posibilidad de jugar los Olímpicos. Aún queda tiempo y no sé lo que pueda pasar”, dijo Carlos, en abril de 2012. Para entonces, ya había declinado la invitación a un amistoso contra Colombia, a nivel mayor.

La reunión se dio en mayo y el quintanarroense pidió no ser convocado para la justa inglesa. Arguyó la necesidad de realizar la pretemporada con la Real Sociedad para ganarse un lugar. Nunca mostró arrepentimiento por su decisión, más allá de la histórica medalla de oro obtenida sobre el pasto sagrado de Wembley.

“No se me ha quedado una espina clavada. Siento felicidad por mis compañeros y mi país”, declaró, dos semanas después.

Un periodista que cubre el día a día de la Real Sociedad, asegura que, fuera de la grabadora, Vela ha dejado entrever su malestar con algunas situaciones extra cancha que acontecen en el Tri.

“Nunca lo ha dicho con detalles, pero ha llegado a comentar que no le gusta grabar tantos comerciales y que, pocas veces, los jugadores reciben un pago”, comenta. “Tampoco le agrada cómo le trata la prensa de allá [México], porque siempre le ha criticado, suceda lo que suceda”.

Después de su negativa a los Olímpicos, no fue contemplado por De la Torre para la primera ronda eliminatoria rumbo a Brasil 2014, lo que no le inquietó. En octubre de 2012 aseguró que “en ese tema estoy muy tranquilo. Si se me llama algún día, pues ya se verá”.

Sucedió para el inicio del hexagonal final, mas volvió a declinar: “Quiero decir que fui yo el que pidió no estar convocado por motivos únicamente personales y que venían de adentro. Chepo respetó mi decisión. Ya hablaré en su momento de las cosas”. Discurso con el que dejaba entrever esa incomodidad con los factores externos que rodean al Tricolor.

Fue buscado nuevamente previo a la Copa Confederaciones y a los juegos eliminatorios contra Honduras y EU, de septiembre de 2013. Tampoco aceptó.

La salida de De la Torre supuso la vuelta de Carlos, quien así lo perfiló tras la llegada de Víctor Manuel Vucetich: “Estoy esperando el llamado, aún no lo ha hecho.

Hay que ver qué tienen en mente y ya sobre eso podremos decidir”. Al final, su respuesta fue la misma: “No”.

Miguel Herrera charló con él hace menos de un mes y tampoco halló “el compromiso” que requiere para el Mundial, por lo que solicitó poner “punto final” al tema.

“Punto final. Yo le di carpetazo final el día que hablé con él. Punto final”, dijo “El Piojo” en exclusiva a EL UNIVERSAL en Brasil.

En una carta enviada a la afición mexicana, Vela aseguró que “lo único que he sido es congruente con mis anteriores reuniones [con miembros de la FMF]”.

Todo parecía terminado… Hasta que el miércoles volvió a insinuar que sus negativas se deben a no estar de acuerdo con varias situaciones. “Es una decisión de muchos años atrás, en la que he preferido no meter nombres en mis explicaciones, porque no quiero echar la culpa a nadie”, aseguró, en entrevista con Canal Plus. “Si no estoy contento en un lugar, simplemente les deseo lo mejor y me aparto”.

Y así, Carlos Vela prefiere estar apartado de México y el Mundial.

Comentarios con Facebook