Política, politiquería y grilla.

lalo porras
Por Lalo Porras
Un año en el se a demostrado en varias vías legales, la mala actuación de las autoridades Federales, un año donde se muestra la mala de en el actuar presidencial, un año donde se evidencio que la Constitución y el legado de nuestras Leyes, sólo son para los que los años y señores hagan lo que les da la gana.
Se cumple un año de la detención de la ex lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo. Desde inicios del año 2012, durante las campañas presidenciales, ya se veían signos ominosos contra el SNTE y la maestra. Repasemos:
En mayo de 2012 el día del maestro no fue festejado con la maestra o el CEN del SNTE en Guadalajara o DF o Toluca o Nuevo León. El candidato presidencial Peña prefirió celebrarlo con un grupo interno de la Sección 32 del SNTE afín al PRI … en Misantla, Veracruz. (Por cierto que el candidato presidencial nunca propuso en ese festivo y monstruoso mitin del SNTE quitarle sus plazas a los maestros presentes; eso vino después). Al mes siguiente, la visita de cortesía del candidato Peña Nieto al CEN del SNTE fue realizada el 23 de junio, una semana antes de la elección, y la maestra no estuvo presente,  al parecer por una exigencia del candidato.
En octubre del mismo año, cuando se realizó el congreso nacional del SNTE,  ninguna figura nacional importante fue a Quintana Roo a validar a Gordillo. Allí fue pronunciado el mensaje a “aquél que anda en Europa” en relación con el candidato ya electo y próximo presidente, para pedirle su propuesta educativa para que así el SNTE le diera la propia, producto de los ahora ya muertos Congresos Nacionales de Educación del sindicato. El congreso sindical de octubre de 2012 mandó también una señal de “resistencia civil”: convertir por primera vez el cuatrienio nacional en un sexenio 2012-2018. Parecía que avisaba el CEN del SNTE que empataba sus plazos con el sexenio federal 2012-18 para resistir y superar a Peña. No creo que Gobernación haya pasado por alto el dato.
En diciembre llegaron otras señales: un lugar en tercera fila ante el presidente en Palacio Nacional, los nombramientos de dos adversarios, Chuayffet y Martínez Olivé en la SEP, además de que ningún allegado a la maestra ocupó cargo público. El Consejo Nacional del SNTE se pronunció dos veces en ese diciembre: el día once apoyaba todo lo que el gobierno dijera, el 21 llamaba a la rebelión. Decía en la declaración 5: “Con relación a la reforma particular del servicio social y la permanencia de los maestros en el servicio docente, aprobamos expresar de manera transparente que el SNTE no puede respaldar una medida que amenaza la estabilidad laboral”. En las 7 y 9 se rechazaban “amenazas y agravios” de la iniciativa de reforma educativa, planteaba ejercer “recursos legales, sociales, políticos y pacíficos a nuestro alcance” a ejercerse “con fuerza”.
En 20 de enero de 2013 más signos de adversidad cuando el PRI, alegando cualquier cosa, rompía el pacto establecido con el partido Nueva Alianza para ir juntos -y con el Verde- en las elecciones presidenciales. El saldo de esta ruptura fue que Peña Nieto ya no sería candidato presidencial del PANAL. Por esos mismos días el CEN del SNTE entregaba el pliego petitorio a Chuayffet pero no quiso recibirlos. La maestra Gordillo se quejó de que el pliego fue recibido por ¡la oficialía de partes! En este incidente se llegó a dudar de la legalidad del Comité Nacional y por consecuencia del sindicato entero.
El 6 de febrero fue un desastre. Era el aniversario 68 de vida de la aún lideresa y al parecer la maestra optaba por romper todos los puentes con el gobierno  y escogía por el suicidio en dos etapas: la primera ese 6 de febrero donde acusaba recibo de las presiones y del planteamiento de separarse del cargo sindical. Dijo que nadie la quitaría, que ninguna presión le haría mella. Escogió ese mismo día su epitafio: “Aquí yace una guerrera”.
La segunda etapa del suicidio fue la desafortunada entrevista concedida a Televisa el día 14 de febrero a través de la conductora Adela Micha. Podemos resumir en una sola pregunta la entrevista completa: ¿la maestra le bajaría el tono al ya enconado enfrentamiento con el gobierno por el tema de ‘la permanencia’ en el empleo de los sindicalizados del SNTE? La maestra contestó que no. Doce días después caía presa.
Pero faltaba un remache: la consolidación de un sindicato adverso al SNTE en el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Educación de México (SITEM). EL 12 de marzo los tribunales desconocían rápidamente a Gordillo y reconocían a Juan Díaz. Un proceso de meses se resolvía en quince días. El 14 de marzo de 2013 -con dos semanas sin Elba Esther libre- el cuarto tribunal colegiado de distrito en materia de trabajo desechó el amparo del SNTE para que no se reconociera al SITEM. El SITEM quedó en pie, nada es coincidencia, dijimos en su momento en este mismo espacio.
El monstruoso cronómetro sangra su tic-tac hasta en décimas de segundo; el final es de festiva fotografía. Los senderos no se bifurcan, confluyen: el 25 de febrero de 2013 firmó la reforma educativa el presidente Peña. Al amanecer del 26 se publicó el decreto, por la tarde del mismo 26 (photo finish) la PGR aprehendió a Gordillo –y al SNTE que perdía la permanencia en el empleo para sus agremiados- explicando con una especie de nintendo con flechas y fotos las presuntas irregularidades. Juan Díaz debió escuchar atento el discurso del procurador. Desde 1947 Borges y Bioy lo describieron en La Fiesta del Monstruo:
“Estas orejas lo escucharon, gordeta, mismo como todo el país, porque el discurso se transmite en cadena”.
Por otro lado, ¿de verdad creen que se detuvo a “el Chapo” Guzmán?, primero, un estudio de ADN, en cualquier parte del primer mundo dura más o menos UN MES, que al estar analizando la cara del anterior y del actual “Chapo Guzmán”, son muy diferentes, la parte frontal, los pómulos y la quijada, NO concuerdan en nada… Pero en fin, tal vez sea porque pronto vienen otras sorpresas gubernamentales…

Comentarios con Facebook