Ver, escuchar y decir el mal son los tópicos del nuevo libro de Fernanda Familiar

monos

N22

Para la periodista Fernanda Familiar el proceso de construir un libro, a diferencia de otros escritores, empieza desde el titulo, “de una frase se deduce el contenido”. Así escribió ¡No la vi venir!, su tercer libro, después de Mamás de teta grande y El tamaño sí importa, libro que asegura  “no es de auto ayuda”.

“Es un libro que escribí como si me lo dictaran. Lo tuve claro desde el principio, reconozco que hubo que recortarlo, porque de más de 500 cuartillas se editó un 60 por ciento que conformaron esas historias que hablan del amor, la infidelidad, la muerte y la amistad, entre otros temas”.
¡No la vi venir! parte de una experiencia personal, de “un golpe de escritura”. El resultado: Una recopilación de vivencias y testimonios acerca de la vida. Historias de amor, muerte, amistad y seguridad, situaciones que todo ser humano vive y que en algunas ocasiones lo toman por sorpresa.
“Muchas personas no vieron la crisis que se aproximaba porque en cierta forma ellos mismos se cubrieron los ojos, no quisieron ver lo que tenían que ver”.  Para poder comprender esto, la escritora hace referencia a los tres monos sabios o los tres monos místicos.  Una escultura de madera de Hidari Gingoro situada en los establos sagrados del santuario de Toshogu al norte de Tokio, Japón. Los tres monos místicos, Mizaru, Kikazaru, Iwazaru, significan no ver, no oír, no decir, entendido como “No ver el Mal, no escuchar el Mal y no decir el Mal”. “Trasladándolos al libro hay que hacer lo opuesto, para poder salir adelante en las situaciones diarias”.
¡No la venir! también cuenta con la colaboración de Sandra Schaffer, Emilia Kanan, Raymundo Morado, Jorge Bucay y Daniel Goleman, expertos en varias áreas que complementan las historias con análisis más complejos.

Para la escritora el objetivo del libro es crear personas más conscientes.

Comentarios con Facebook