ZONA CERO

DIVANY
Por Javier Divany Bárcenas

El caballo de Troya

Poco a poco las calles de la ciudad se convierten en espacios para transitar tanto automovilistas como para los peatones, pues en una labor titánica y troyana las fuerzas del orden de la capital quitan puestos fijos, automóviles, puestos semifijos y toda clase de estorbo de la vía pública.
Como un caballo de troya, las fuerzas policiacas comandadas por Miguel Ángel Mancera, llegan a todas las calles de esta capital para poner orden después de que por décadas los comerciantes se apoderaron de las banquetas, los franeleros de las calles, la delincuencia de las personas y los oportunistas de cualquier equina.
Sin duda que será una batalla titánica de Miguel Ángel Mancera contra estos grupos antagónicos que sólo han hecho de la ciudad su espacio y no el espacio de los capitalinos.
Quizá la mayoría de los defeños, pero así también de los habitantes de otras entidades como estado de México, Puebla, Pachuca, Querétaro, que trabajan en la ciudad, desearían poder caminar sin tener obstáculos como vehículos abandonados, puestos de ambulante en el Metro, vendedores en los vagones de este sistema de transporte y una ciudad más ordenada.
Por varios frentes el jefe de gobierno está luchando, junto con todo su grupo de colaboradores, para acabar con este mal de los informales que se ha apoderado de la ciudad de México.
Y como paréntesis, cabe mencionar que el gobierno federal no está haciendo su parte en la capital con lo que le corresponde, al menos, desde que las operaciones se concentraron en la Secretaría de Gobernación, donde está el mando de inteligencia del Cisen, PRG, Seguridad Pública  federal y es que al menos los vendedores de productos piratas CD´s, DVD y toda clase de artículos se han triplicado en las calles.
En esta guerra Miguel Ángel Mancera parece no estar sólo, sino con su equipo, como es la Secretaría de Seguridad Pública, Procuraduría y el Instituto de Verificación, Salud, entre otras muchas dependencias, y con los pantalones bien fajados porque no dará tregua a franeleros, autos abandonados, vendedores en el Metro, bocineros, ambulantes en vía pública y en transporte público, en fin a todo aquel que ande en la ciudad de México de manera irregular e ilegal.
Serán días difíciles en la colonia Doctores, en la Guerrero, Morelos, Condesa, Polanco, Roma, Narvarte y colonia Centro, entre muchas otras, así como en las mismas delegaciones políticas,  como es el caso de Coyoacán, Tlalpan, Cuautémoc, donde ya empezaron las acciones para el ordenamiento de la Ciudad.
El único problema que enfrentará el mandatario capitalino es que los informales se empiezan a refugiar en otros centros desatendidos por la autoridad y algunos bocineros comenzaron a subirse a los microbuses, así recorrerán cada uno de los espacios de esta ciudad a fin de mantener su actividad informal.
Mirilla política
El mejor regalo que puede recibir el Ejército Mexicano en su aniversario del 19 de febrero es el reconocimiento del pueblo a quien han servido lealmente, y es que las fuerzas armadas siguen siendo una institución patriótica y servil.
En 1950 se instituyó el 19 de febrero como día del Ejército Nacional, como consecuencia del cuartelazo de Victoriano Huerta contra el gobierno de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, entonces gobernador de Coahuila, decretó el 19 de febrero de 1913 la organización del ejército encargado de sostener el orden constitucional de la República.
Hoy las fuerzas armadas son lo más respetado del país por la población, eso es el mayor valor democrático de una nación que busca la prosperidad.
divanybz@yahoo.com.mx
divanybz@gmail.com
@javierdivanybz

Comentarios con Facebook