El hombre detrás de la máscara, ‘El Santo’, en la Cineteca Nacional

12650-C
A 20 años de su muerte ocurrida el 5 de febrero de 1984, Rodolfo Guzmán Huerta quien fuera una de las leyendas más importantes de la cultura popular mexicana El Santo, es recordado a manera de homenaje por su hijo, a través del documental El hombre detrás de la máscara (2013), con el que debuta como directora Gabriela Obregón y que fue presentado el martes 25 de febrero en la Cineteca Nacional.
En el marco del Ciclo Sumario, en el que se proyecta lo mejor y más reciente de la producción documental nacional, los asistentes a la Sala 7, Alejandro Galindo del recinto cinematográfico del Conaculta, fueron testigos de la trayectoria de este héroe del cuadrilátero, que continúa cosechando historias y seguidores de todas las edades.
Heredero de su legado, Jorge Guzmán Rodríguez, el nombrado Hijo del Santo, porta orgulloso la máscara plateada y da cuenta en la cinta de cómo los hombres pueden morir pero sus leyendas permanecen y trascienden al tiempo.
Este documental, narrado en primera persona incluye una semblanza del luchador pero hace alusión a Rodolfo Guzmán, quien abajo del ring era un hombre de familia, afable con sus allegados.
A través de recuerdos, materiales hemerográficos y fílmicos, carteles, programas deportivos, entrevistas y una vasta colección de artículos conservados por la familia, el hijo describe parte de su infancia y los momentos más significativos al lado de su padre; y de los sentimientos generados al saberse descendiente de una gran leyenda.
El documental aborda la ambivalencia heredada de su progenitor, que los hace ser reconocidos a través de una máscara, pero que los convierte en seres solitarios, ocultos para continuar la tradición.
A lo largo de 108 minutos, la pareja sentimental de El Hijo del Santo, productora, guionista y directora del filme retrata a ambos personajes, padre e hijo, y muestra las dificultades y las emociones que resultan al tener que vivir con una doble personalidad, las dos caras de la moneda: el sacrificio de mantener una dinastía y la satisfacción de representar a ambos personajes.
Al término de la proyección, la también manager explicó ante un público de todas las edades que fue posible la realización de este trabajo gracias a la disciplina de su pareja por resguardar todo el material utilizado.
Se dijo afortunada por poder contar la historia de un ser amado, aunque le resultó difícil ser objetiva al momento de seleccionar la información ya que, explicó, de cuatro horas de contenido fue necesario reducirlo a casi dos. Adelantó que el excluido formará parte de un segundo documental en el que ya trabaja, el cual estará enfocado a El Santo, el personaje.
Este primer trabajo aborda desde el debut del luchador en los años 30 hasta su retiro en la década de los 80; también la infancia de Jorge Guzmán Rodríguez hasta el momento en que decidió heredar la máscara y el compromiso por mantener vivo al personaje reconocido por miles en todo el mundo.
El hombre detrás de la máscara se proyectará nuevamente el viernes 28 de febrero a las 20:30 horas en la Sala 7, Alejandro Galindo de la Cineteca Nacional.

Comentarios con Facebook