LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Firmaron acuerdo Argentina y Repsol

repsol

Buenos Aires, 27 feb (PL) El ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, firmó hoy el “Convenio de Solución Amigable y Avenimiento de Expropiación” entre su país y la compañía petrolera Repsol.

Un comunicado oficial informa que Repsol se aviene a aceptar por todo concepto la suma de cinco mil millones de dólares pagaderos en bonos soberanos como compensación por la expropiación del 51 por ciento de las acciones que poseía en la empresa argentina YPF.

La nota precisa que por la compañía española rubricaron el documento el secretario general del Consejo de Administración, Luis Suárez, y el director general de Negocios de la empresa, Nemesio Fernández.

El texto señala que el convenio se encuentra sujeto a la aprobación del Honorable Congreso de Argentina y de la Junta General de Accionistas de Repsol SA”.

El pago lo hará el gobierno argentino a través de bonos pagaderos con tasas de intereses que oscilan de 5 a 8 por ciento durante un período que abarca hasta el 2033.

La compañía española se compromete a retirar la demanda legal que inició y a devolver los bonos excedentes en caso de superar en el mercado el precio acordado entre las partes que, en caso de litigio, se someterán a la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional.

El pacto incluye, además, “el desistimiento recíproco de las acciones judiciales y arbitrales interpuestas y la renuncia a nuevas reclamaciones”, por lo cual Repsol se compromete a retirar la demanda presentada ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones.

YPF pasó a manos de Repsol en 1999 cuando en medio de la oleada privatista del gobierno de Carlos Menem, Argentina se desprendió de un recurso natural vital para el desarrollo de un país al venderle el 97,81 por ciento de las acciones de la petrolera estatal a cambio de 15 mil millones de dólares.

El Poder Ejecutivo declaró de interés nacional la recuperación del autoabastecimiento energético y para lo cual era necesario recuperar el 51 por ciento de las acciones de la petrolera hasta ese momento en manos de la empresa Repsol.

Del paquete accionario, ese monto está hoy en manos del Estado, mientras que el 49 por ciento pasó a formar parte del patrimonio de las provincias productoras de hidrocarburos.

Tras la recuperación, el gobierno y Repsol iniciaron conversaciones sobre la compensación que recibiría el consorcio español. En un primer momento, según medios periodísticos de ambos países, en España se barajaron cifras que ascendían hasta 20 mil millones de dólares.

Pero con el transcurso del tiempo y la distensión política entre los dos países, la cifra descendió drásticamente a lo pactado.

Como política de Estado de lograr el autoabastecimiento energético, el Ejecutivo de la presidenta Cristina Fernández comenzó un plan de inversiones en YPF que han dinamizado la compañía, la cual consiguió en 2013 cifras récords de producción de petróleo y gas, así como refinación.

Comentarios con Facebook