Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Identifican fuerte traumatismo craneal en momia inca

Momia2-630x449

PL

Berlín.- Una joven inca murió por un fuerte traumatismo en el cráneo, ocurrido posiblemente durante un ritual de sacrificio, según reveló el reciente análisis que expertos de la Universidad de Munich, Alemania, realizaron a sus restos momificados.

Según un estudio con radiocarbono, la momia de la joven data de entre los años 1450 y 1640 y apunta a una muchacha de unos 20 años con signos de la enfermedad de Chagas, infección parasitaria tropical.
Los restos, anteriormente no identificados, formaban parte de la Colección Arqueológica Estatal de Baviera en Alemania.

Sin embargo, ahora los científicos examinaron el esqueleto, órganos y ADN antiguos mediante una gran variedad de técnicas.
Entre esas están la investigación antropológica, la tomografía computarizada de cuerpo completo, el análisis de isótopos, la histología del tejido, la identificación molecular de ADN antiguo parasitario y la reconstrucción de lesiones forenses.

El análisis isotópico del nitrógeno y del carbono en el cabello revela una dieta que comprende probablemente maíz y mariscos, lo cual, unido a otras pruebas, sugieren un origen en las costas de Perú o Chile.
Además, los especialistas consideran que la joven inca padecía de la enfermedad de Chagas porque sus restos presentaban un engrosamiento significativo del corazón, los intestinos y el recto, síntomas característicos de este padecimiento.

Por la forma del traumatismo del cráneo, los expertos también concluyen que la joven pudo haber sido víctima de un ritual de sacrificio, observado en otras momias sudamericanas.

Los incas pertenecieron a un gran imperio precolombino situado en América del Sur que existió desde el siglo XIII hasta el XVI.
Estudios previos refieren que su religión se basaba en la adoración del Sol. Las prácticas religiosas consistían en consultas de oráculos, sacrificios como ofrenda, transes religiosos y confesiones públicas.

 

Comentarios con Facebook