Muestras de solidaridad en ONU con gobierno y pueblo venezolanos

ONU-121114
Por Waldo Mendiluza

Naciones Unidas, 27 feb (PL) El gobierno y el pueblo de Venezuela recibieron en Naciones Unidas muestras de solidaridad y acompañamiento ante la violencia desatada por sectores radicales que buscan desestabilizar el país.
Las declaraciones de apoyo además destacaron en particular las gestiones de paz realizadas por el presidente Nicolás Maduro, entre las cuales sobresale la celebración de una conferencia para el entendimiento entre los diferentes actores políticos, sociales y económicos, foro desconocido por representantes de la derecha.
El Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) emitió la víspera aquí un pronunciamiento de solidaridad, en el que expresa su profunda preocupación por la violencia y la pérdida de vidas humanas en territorio venezolano.
El bloque que agrupa a 120 de los 193 miembros de la ONU reafirmó la importancia de garantizar en todo momento las instituciones democráticas, así como el apego al Estado de Derecho y los derechos humanos.
También reiteró su compromiso con la estabilidad, el desarrollo, la soberanía y el respeto a la integridad territorial de los países, la no injerencia en sus asuntos internos y la autodeterminación de los pueblos.
Respecto a la postura asumida por el gobierno en respuesta a los intentos desestabilizadores, el Movimiento fundado en 1961 tomó nota de los esfuerzos para promover un diálogo nacional encaminado a encontrar soluciones a los desafíos comunes y a impulsar el desarrollo y el bienestar de todos los venezolanos.
La declaración fue fruto del consenso logrado por los representantes ante Naciones Unidas de los Estados miembros del Mnoal, a partir de las gestiones de su presidente de turno, Irán.
Por otra parte, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, ratificó el martes en la noche el respaldo de La Paz al gobierno democráticamente electo de Venezuela, y rechazó cualquier acto de intromisión en sus asuntos internos.
“Nuestra posición es muy clara, el respeto absoluto e inquebrantable al gobierno democrática, legal y constitucionalmente electo, eso no puede ponerse en debate”, declaró a Prensa Latina en un encuentros con periodistas acreditados en la ONU, donde encabezó una reunión del Grupo de los 77 más China, el cual Bolivia preside en 2014.
García Linera condenó cualquier injerencia en las cuestiones políticas del país sudamericano, y advirtió que “son los venezolanos los que han de resolver sus asuntos internos, a la cabeza, y a través de las iniciativas que lleva adelante el gobierno democráticamente electo”.
Asimismo, rechazó el accionar de grupos violentos, “que de manera ilegal y anticonstitucional atacan y desconocen las instituciones democráticas”.
El embajador de Venezuela ante Naciones Unidas, Samuel Moncada, agradeció la solidaridad, la cual calificó de una victoria sobre la campaña mediática internacional contra Caracas.
Para el diplomático, el pronunciamiento del Mnoal demuestra además el rechazo a los intentos intervencionistas de potencias extranjeras en los asuntos internos de la nación sudamericana.
Maduro y otros dirigentes denunciaron la complicidad de Estados Unidos con la ultraderecha local, cuya punta de lanza, grupos estudiantiles radicales, reciben el calificativo de fascistas, por la naturaleza de sus actos, que han provocado muertes y cuantiosos daños materiales.

Comentarios con Facebook