Diez consejos para cuidar tu smartphone

celulares cereso Mexico

AFN

Los ladrones y los teléfonos móviles se llevan bien. Todos quieren un smartphone… y los asaltantes no son la excepción. La diferencia es que a ellos no les cuesta un peso -ni horas de trabajo- conseguirlo. Pero no se trata sólo del aparato, sino de la información sensible o privilegiada que almacenamos en él.

Bastan dos aplicaciones para abrir las compuertas de nuestra vida y que salgan a chorros datos que no quisieramos que personas extrañas -menos un asaltante- supieran: Facebook y Twitter. Hay quienes también vinculan su cuenta de correo personal al celular, u otros que llevan consigo la aplicación de almacenamiento de datos en la nube.
En un contexto de inseguridad -y espionaje- resulta complicado blindarse ante el robo de datos. Sin embargo sencillas costumbres pueden hacer la diferencia y hacer que las horas de sueño sean menos tormentosas si perdimos el celular o nos lo robaron. Aquí 10 consejos enlistados por el weblog Gizmodo en su versión en español.
1.- Cuidado con las aplicaciones
Instalar aplicaciones de terceros es, en general, seguro, pero desconfía de las versiones no oficiales que imitan otro software oficial. Asimismo, nunca instales aplicaciones que solicitan permisos absurdos, como un software de alarma que, sin venir a cuento, solicite usar el teléfono.
2.- Elimina tus datos de contacto
Borra tu domicilio particular y de tu trabajo que tienes guardadas en Google Maps para guiarte por GPS. Si tienes una tarjeta de contacto detallada, déjala con los datos básicos o bórrala. También podrías querer considerar desactivar los registros de llamadas.
3- Instala un software antirrobo
Si alguien te roba el teléfono o lo pierdes, lo primero que querrás hacer es evitar que accedan a tus datos. Find my iPhone y Google Device Manager son buenos lugares para empezar, pero hay otras recomendables como Prey. Instalarlas y configurarlas es dormir más tranquilo si tu móvil desaparece.
4.- Utiliza un gestor de contraseñas seguro
Utilizar los sistemas básicos de gestión de contraseñas a los que se accede desde el navegador como iCloud Keychain en iOS o Chrome en Android es tentador, pero también es una mala idea. Mejor instala una aplicación móvil de calidad como LastPass o 1Password.
5.- No guardes tus contraseñas en ciertas aplicaciones
Hay ciertas aplicaciones importantes en las que es mejor que no permitas que el software almacene de forma automática tu contraseña. Identificarnos cada vez que entramos es fastidioso, pero evita muchos problemas. Cuando decimos aplicaciones importantes estamos hablando del software con el que gestionas tus cuentas bancarias, pero también de otras que pueden ser muy dañinas si caen en malas manos, como Amazon o la aplicación de correo.
6.- Añade una contraseña de desbloqueo más larga
Es probable que sepas que el iPhone tiene un sistema para desbloquear el teléfono mediante un número de cuatro dígitos. Lo que quizá no sepas es que ese número puede ser más largo y seguro. Para configurarlo basta con entrar a Ajustes / General / Bloqueo con código y desactivar la opción Bloqueo simple. También se pueden introducir letras, pero es muy molesto tener que escribirlas cada vez.
En Android, hay una aplicación llamada Picture Password que permite crear patrones de desbloqueo completamente personales en base a una fotografía de nuestra elección.
7.- Realiza auditorías a tus aplicaciones
Cada cierto tiempo, haz un repaso a las aplicaciones que tienes instaladas y, sobre todo, a qué elementos del smartphone tiene acceso cada una. Si ves un permiso que no te convence, revócalo. Siempre tendrás tiempo de volverlo a autorizar la próxima vez que la aplicación lo necesite y te lo pida.
8.- Protege tus archivos en la nube
No hace falta que lo protejas absolutamente todo, pero si tienes una aplicación en nube como Dropbox, quizá quieras proteger algunos de los archivos que almacenas allí. Dropbox o Skydrive permiten establecer códigos de acceso y restringir más o menos los permisos. Para tus propios archivos puedes cifrar algunos contenidos.
9.- Personaliza tu teléfono
Puede parecer una tontería, pero personalizar los menús del smartphone a nuestro gusto (mejor si es mediante un jailbreak) también hace que los extraños que quieran acceder a los contenidos se encuentren con un primer problema: que no saben donde están las cosas. No es algo que vaya a parar a un hacker, pero es muy efectivo contra el común de los mortales.
10.- Actualiza todo el software
No esperes a instalar una actualización del sistema operativo porque te da pereza reiniciar. No esperes a tener 25 actualizaciones de aplicación pendientes. Si tienes un segundo libre, actualízalo todo y deja que el smartphone trabaje mientras tú haces otra cosa.
No tienes por qué llevar a la práctica todos y cada uno de estos consejos. Lo más básico es tener una buena contraseña o sistema para desbloquear el teléfono, mantener una copia de seguridad siempre al día, y habilitar un sistema, el que sea, para borrar nuestros datos de forma remota. Con eso podrás respirar bastante tranquilo.

Comentarios con Facebook