Los ojos inteligentes del espionaje británico y estadounidense

mi6-logo

Londres, 3 mar (PL) Bajo el argumento de perfeccionar las vías de identificación de sospechosos de actividades ilícitas, los servicios británicos y estadounidenses espiaron y almacenaron grabaciones realizadas por ciudadanos comunes mediante cámaras web.

Documentos facilitados al diario The Guardian por el excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) Edward Snowden demuestran el uso por esas entidades de un programa computarizado para capturar y recopilar imágenes estáticas de conversaciones realizadas a través del servicio de chat de Yahoo.

Nervio Ôptico, herramienta diseñada para facilitar operaciones de reconocimiento facial, se convirtió en los ojos de Londres y Washington en la red de redes y se utilizó en la vigilancia de personas no necesariamente vinculadas a actos delictivos.

Nombrado en referencia a la transmisión de información visual desde la retina hasta el cerebro animal, este programa es capaz de almacenar cada cinco minutos imágenes al azar provenientes de comunicaciones online.

Según las últimas revelaciones de Snowden, mediante su utilización el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido (GCHQ), con la ayuda de la NSA, recopiló información visual de más de un millón 800 mil cuentas de usuarios de Yahoo en solo un semestre de 2008.

El número exacto de ciudadanos afectados y el nivel alcanzado por estas acciones de espionaje, realizadas entre ese año y 2010, se desconoce, pero en algunos casos se tuvo acceso a archivos de alto contenido sexual y toda la información fue guardada en bases de datos.

Yahoo, segundo servidor de correo electrónico más importante del mundo después de Gmail, manifestó su desconcierto y acusó a las agencias de violar la privacidad de sus usuarios.

Por su parte, el GCHQ se negó a emitir opiniones sobre los sucesos divulgados por tratarse de asuntos de seguridad y señaló que las labores de vigilancia son supervisadas por autoridades gubernamentales de su país y respetan las leyes británicas.

Esta entidad prometió descartar imágenes íntimas capturadas por el programa para evitar la invasión de la privacidad de las personas, delito ya cometido desde el mero hecho de acceder a sus grabaciones sin previo consentimiento.

Contrario al supuesto objetivo de Nervio Ôptico (la detección de criminales), los documentos filtrados aseguran que la mayoría de los archivos recopilados no tienen valor estratégico y corresponden, en cambio, a vídeos familiares, comerciales y de pornografía.

“Desafortunadamente, un número sorprendente de individuos emplean sus cámaras web para mostrar partes íntimas de sus cuerpos”, reconoce un informe del GCHQ facilitado por Snowden y agrega que entre el tres y el 11 por ciento de las imágenes almacenadas contenía desnudos.

Por tales razones, afirma la información divulgada por The Guardian, los servicios de inteligencia británicos se comprometieron a incluir en búsquedas futuras solo archivos que permitan identificar el rostro de los sujetos, sin develar detalles innecesarios de sus cuerpos.

Sin embargo, dicha promesa no garantiza el respeto total a la privacidad individual, sino que supone el perfeccionamiento de los sistemas de espionaje y la continuidad de su aplicación a todo tipo de personas.

Resulta alarmante la existencia, según la información filtrada, de otros proyectos de programas con el mismo principio de funcionamiento de Nervio Ôptico, entre ellos, la utilización de cámaras contenidas en videojuegos para la vigilancia de los sujetos que las utilizan.

Los planes de la NSA y el GCHQ van más allá de imágenes obtenidas a través de cámaras web: contemplan, además, la creación de herramientas capaces de detectar detalles más específicos, como es el caso del reconocimiento a través del iris del ojo de las personas.

Alan Rusbridger, editor de The Guardian, afirmó en diciembre último ante el parlamento británico que solo estaba publicado el uno por ciento de los archivos sobre programas de espionaje filtrados por Snowden.

En esa ocasión, el periodista criticó la posición de funcionarios gubernamentales cuando acusaron al rotativo de atentar contra la integridad de su nación al publicar información de ese tipo y aseguró que se continuarían divulgando los documentos secretos.

Revelaciones realizadas por el diario a finales de 2013, destacan la complicidad de la seguridad estadounidense y británica en la vigilancia de organizaciones de caridad, programas de Naciones Unidas y funcionarios de diferentes países.

Entre los integrantes de un amplio listado de víctimas de espionaje se encontraban el comisionado europeo de Competencia, Joaquín Almunia; varias oficinas gubernamentales, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia y la Organización Mundial de la Salud.

Las acciones contra estas entidades incluyeron el rastreo de mensajes, llamadas telefónicas y correos electrónicos, lo cual se aplicó incluso sin tener sospechas sobre vínculo criminal alguno.

Lo anterior, junto a la creación de Nervio Ôptico, puede demostrar el nivel de desarrollo alcanzado en cuanto a técnicas de espionaje en el mundo y el perfeccionamiento de sistemas como éstos alerta sobre una privacidad ilusoria, ultrajada por ojos inteligentes.

Comentarios con Facebook