Obama bajo presión por crisis en Ucrania

obamao

PL

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, enfrenta hoy presiones de elementos conservadores del Congreso, sus principales consejeros y los aliados europeos, sobre posibles medidas a tomar frente a la situación en Ucrania.

El Ejecutivo intenta implementar una estrategia dirigida a aislar a Rusia y detener el despliegue de tropas de ese país en Crimea, bajo el asedio de quienes demandan una respuesta más fuerte al conflicto en la nación europea, señala este lunes un artículo del diario The New York Times.

Esta crisis desafió al gobernante como no lo ha hecho ninguna otra y cuestiona la capacidad del jefe de la Casa Blanca para adoptar medidas lo suficientemente fuertes contra su colega Vladimir Putin, agrega.
“Esta es la prueba más importante y difícil de política exterior en todo el mandato de Obama, las apuestas son demasiado altas”, declaró al Times Nicholas Burns, diplomático de carrera y exsubsecretario de Estado bajo la administración de George W. Bush (2001-2009).

Ningún líder político estadounidense de importancia demandó hasta el momento una respuesta militar a la crisis, pero muchos desean que Obama adopte medidas más duras, agrega el artículo.

En ese sentido, el republicano Bob Corker, máxima figura de su partido en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, sugirió adoptar una legislación con apoyo bipartidista como respuesta sólida que incluya sanciones económicas a Moscú y asistencia financiera al nuevo gobierno de Ucrania.

Entretanto, otros sectores derechistas en el Capitolio sugieren el alistamiento del escudo antimisil europeo y el boicot a la Cumbre del Grupo de los Ocho prevista a realizarse en junio en Sochi, Rusia.

Desde la Oficina Oval, el gobernante contacta por teléfono a sus principales aliados y evalúa una serie de medidas diplomáticas y económicas como respuesta a las acciones del Kremlin.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, amenazó la víspera con imponer sanciones a Rusia debido al despliegue de tropas de ese país en Crimea, que van desde medidas económicas a prohibiciones de viaje, y añadió que todas las opciones están sobre la mesa.

Por otra parte, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas realizó sesiones de emergencia el viernes y sábado, en las cuales se manifestaron las posiciones encontradas de Moscú por una parte y Washington y sus aliados de la Unión Europea por la otra.

Rusia cuestiona la legitimidad del actual gobierno ucraniano, al que califica de fruto de acciones fuera de la ley internacional, a la vez que denuncia la injerencia occidental en los asuntos internos del vecino país, una exrepública de la desaparecida Unión Soviética.

 

Comentarios con Facebook