TRONADOS EN POLITICA SOCIAL

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Hay cosas que no se pueden comprar con publicidad o estrategias costosas de mercadotecnia, como son los resultados dados a conocer por el Consejo Nacional de Evaluación dela Políticade Desarrollo Social en donde informa de manera general la ineficiencia de las dependencias federales las cuales no han estado funcionando desde que en ésta nueva administración federal encabezada por Enrique Peña Nieto, no da frutos.

De nada sirven reformas recaudatorias o falsas esperanzas de que aquellos cambios estructurales energéticos son la solución y la pócima mágica para salvar a México de la pobreza, cuando por el otro lado, la triste realidad muestra el incremento de gente más pobre en nuestro país medido por el CONEVAL como un organismo descentralizado del gobierno federal y con autonomía para generar información verosímil sobre la situación política social sin algún interés más que dar conocimiento a los mexicanos y al mundo en qué situación nos encontramos, pero sobre todo es información muy valiosa para la toma de decisiones al mostrar la cruda realidad, sin embargo, siempre sus reportes no son tomados en cuenta por la misma soberbia de los diputados, legisladores y representantes de las instituciones federales.

Los programas federales evaluados entre  2012 y 2013 precisan que arriba del 85 por ciento de ellos son inoperables no cumpliendo con el objetivo para que fueron  creadas y falta de transparencia en sus recursos.

Programas federales existentes en  el IMSS, SEDESOL, SAGARPA, PROCAMPO, Programa de Apoyo ala Productividad, Vivienda Rural, Abasto Social de Leche, Seguro para Contingencias Climatológicas, Apoyo a los Fondos de Aseguramiento Agropecuarios y otros más cuentan con la misma evaluación de no cumplir con los objetivos, no avances, reducción de presupuesto y no contar la transparencia suficiente como para determinar el destino de los ingresos y egresos.

El incremento de pobreza en el país está reflejado en números estadísticos que al final del día para los mexicanos están de sobra las causas que no pueden ser ignoradas en el problema social porque éste como un efecto domino va cayendo en cada entidad del país en el cual no se puede señalar como culpables a los gobernadores porque por mucho esfuerzo que hagan no se puede negar que los recursos que se maneja en los programas federales siempre será mayor que las estatales.

Hasta ahorita se puede decir que el Gobierno Federal nada más está bombardeando con anuncios publicitarios reformas sin objetivos, metas y planeación para un gran engaño en donde la carencia de supervisión y desaprovechamiento de programas sociales existentes es uno de las mayores fugas y fraudes que se están cometiendo en el país.

De nada sirven los reconocimientos internacionales o portadas de revistas cuando aquellas órdenes dadas no son supervisadas, siendo lo mismo que no estar haciendo nada más que vanagloriándose del poder porque en resultados no existen nada o cuando menos ese es el sentir de los millones de los bolsillos de los mexicanos que cada día pasan al índice de la informalidad como único medio de supervivencia.

Mientras que los programas sociales federales continúen sin cumplir sus metas y carencia de transparencia siempre estará en duda el liderazgo del Presidente, Enrique Peña Nieto, con un costo muy elevado para los mexicanos pero sobre todo para aquellos quienes menos tienen que pasarán de una vulnerabilidad a alto estado de peligro.

Hay veces que es bueno que existan organismos descentralizados de la federación para ser calificados para tener un panorama amplio de las buenas o malas decisiones tomadas en la política social y la medición de la pobreza en México, que al día de hoy esa calificación indica que los programas sociales están más que tronados o  reprobados.   (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook