Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

La resaca no retrasa las ganas de beber, según estudio

resaca3

PL

Washington.- Contrario a la creencia popular, la resaca después de una borrachera influye muy poco en el tiempo de espera antes del siguiente trago de alcohol, divulga hoy aquí la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research.

Muchos bebedores creen que tomar una cerveza lo antes posible aliviará ese malestar, caracterizado por dolores de cabeza, mareos, trastornos digestivos y temblores, pero nada está más lejos de la verdad, según el profesor Thomas Piasecki, de la Universidad estadounidense de Missouri.

Piasecki, autor del estudio publicado, asevera que las resacas poseen una influencia mínima en el tiempo que transcurre hasta la próxima bebida.
El especialista explica que para realizar la investigación se reclutaron 386 bebedores (196 hombres y 190 mujeres), quienes llevarían sus propios diarios electrónicos durante 21 días en los que debían registrar su consumo de alcohol y otras experiencias.

Piasecki puntualiza que el estudio se realizó con los datos extraídos de dos mil 276 episodios de consumo, incluidos los 463 que fueron seguidos de resacas.
El malestar generado tras un episodio etílico parece tener un efecto muy moderado sobre la siguiente bebida, el tiempo promedio entre episodios de consumo se extendió solo unas pocas horas después, asegura el experto.

Sorprendentemente, la valoración de los investigados sobre cuándo volverían a beber fue similar tanto si en ese momento se tenía resaca como si no, agrega.
El investigador señala que cuando los bebedores sufrían una resaca fuerte no se afectaban sus intenciones de beber, ese hecho era determinado por otra serie de factores como el día de la semana, la oportunidad y losplanes sociales.

Los bebedores no parecen molestarse mucho por la incomodidad temporal de una resaca, ya que no llega a retrasar su consumo de alcohol de una manera significativa, de acuerdo con Piasecki.
Por supuesto, experimentar resacas frecuentes es una señal de advertencia sobre la forma de beber y para buscar ayuda si fuera necesario, pero tendremos que buscar otras explicaciones para la vinculación entre ésta y el trastorno por consumo de alcohol, afirma.

Comentarios con Facebook