Republicanos en EE.UU. necesitan el voto latino

Republicanos en EE.UU. piden al FBI priorizar pesquisa sobre Bengasi

Washington, 4 mar (PL) El Partido Republicano estadounidense necesita del voto de los latinos para poder aspirar al triunfo en las elecciones presidenciales de 2016, aseguran hoy analistas que vinculan la situación a la aprobación de una reforma migratoria.

Aunque los comicios de medio término de 2014 parecen prometedores para mantener el control de la Cámara de Representantes y amenazar la mayoría demócrata en el Senado, las presidenciales de 2016 pondrán a prueba la capacidad de los republicanos de competir por el voto latino, estiman expertos.

Tras permanecer estancada en la Cámara baja, la reforma migratoria será un tema central en la puja por la Casa Blanca, estima la periodista y experta Maribel Hasting en un artículo que publica el diario californiano La Opinión.

Los republicanos perdieron en 2013 la posibilidad de compartir el crédito por un proyecto de reforma migratoria bipartidista que aprobó el Senado el 27 de junio de 2013, señala.

La dependencia del llamado partido rojo de la base anglosajona ultraconservadora y antiinmigrante les resta posibilidades, ya que necesitan del voto de otros sectores, en especial de los hispanos, precisa Hasting.

Esta situación es más evidente cuando una amplia coalición de inusuales aliados de los sectores empresarial, religioso, sindical y otros, también mostraron un frente común a favor de modificar las leyes que mantienen en la sombra a muchos de los 11,5 millones de personas que viven sin papeles en Estados Unidos.

En sus comentarios la analista destaca que las consultas de opinión reiteraron los beneficios económicos, políticos, sociales y humanitarios de la reforma migratoria y el creciente apoyo entre votantes de diversa ideología y afiliación.

Incluso, aclara, los demócratas y la Casa Blanca accedieron a maximizar las medidas de seguridad fronteriza y a que la Cámara baja considerara la reforma por partes y no de forma integral.

No obstante, la oposición “roja” apenas ofreció “unos lastimosos principios” y lamentables excusas para la inacción, entre otras, que el presidente Barack Obama no aplica las leyes debidamente y es mejor no aprobar más medidas que se conviertan en ley.

Ante esta situación los demócratas pretenden forzar votaciones mediante peticiones de relevo o descarga que requieren 218 votos para llevar un proyecto de ley directamente al pleno de la Cámara baja.

Circulan una para la medida de alza al salario mínimo y dicen que presentarán otra para un plan de reforma migratoria, aunque difícilmente los republicanos que apoyan el cambio de esa ley que propone el plan demócrata HR 15 quieran enfrentar a su liderazgo en un año electoral.

El comentario recoge opiniones de John Feehery, un estratega republicano que estima que “es difícil predecir el futuro con gran exactitud, pero les digo lo siguiente: si no aprobamos la reforma migratoria este año, no volveremos a ganar la Casa Blanca ni en 2016, 2020 ó 2024” y en eso influirán los votantes latinos.

Comentarios con Facebook