Cruzada Nacional vs el Hambre tiene rostro de mujer: Robles

555b1675d7dba062f9ba8e26f867bf64
Busca generar la autonomía económica de las mujeres, para que puedan hacer efectivas gestiones para el desarrollo y toma de decisiones, afirmó la titular de la Sedesol

(ng) La Cruzada Nacional Contra el Hambre trabaja con perspectiva de género para avanzar en el empoderamiento de las mujeres, con gestión, desarrollo y toma de decisiones en sus comunidades, que les permita obtener autonomía económica, afirmó la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, al reunirse con comunicólogas, académicas, artistas, legisladoras y alcaldesas que intervienen en la estrategia emblema del gobierno de la República.

La funcionaria federal expuso motivos y avances de la Cruzada, coordinada a nivel nacional por la Sedesol; respondió dudas e inquietudes sobre el trabajo que se realiza para que las mujeres en pobreza tengan una vida más digna, dejen atrás la dependencia económica del marido y el asistencialismo gubernamental, y puedan generar sus propias opciones productivas y sus ingresos.

Acompañada por la Comisionada para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga Delgado, y la Coordinadora Nacional del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades, Paula Angélica Hernández Olmos, la titular de la Sedesol explicó que con los casi 60 mil Comités Comunitarios de la Cruzada, “las mujeres se asume como gestoras y proveedoras, para que a sus comunidades lleguen el agua potable, la luz, hacer que funcione el comedor comunitario y se avance realmente en el combate al hambre”.

Las mujeres son las gestoras y la cara de esas comunidades, aseguró la secretaria de Desarrollo Social, al precisar que “en su primera etapa, la Cruzada ha incorporado a mujeres líderes en los Comités Comunitarios”, con lo que se ha generado un proceso de identificación, fortalecimiento y empoderamiento.

Explicó las transformaciones del Programa de Desarrollo Humano Oportunidades para ir más más allá de las transferencias monetarias y vincularse con salidas productivas, con becas para mejorar la eficiencia terminal de los jóvenes en el nivel superior; con emprendedurismo para generar opciones de empleo a los jóvenes; con educación sexual y prevención de los embarazos de adolescentes, entre otros.

Además, Robles Berlanga indicó que con la política social de nueva generación se busca llegar de manera integral a las comunidades con los mayores índices de marginación, para evitar que las mujeres sigan siendo discriminadas y violentadas.

“El tema tiene que ver con la salud sexual y reproductiva, con acceso a los medios de prevención, que evite que las mujeres tengan que cargar a sus hijos desde edades muy temprana. Por eso estamos con los jóvenes en talleres de educación sexual y reproductiva, a través de Oportunidades, para romper ese círculo vicioso”, enfatizó

Por otra parte mencionó que, como parte de las acciones de protección a los derechos de las mujeres, en Tlapa de Comonfort, Guerrero, se construye la primera Ciudad Mujer; un segundo centro se construirá en Tierra Caliente, Michoacán, con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, de acuerdo con el modelo que ya funciona en la República de El Salvador.

Ciudad Mujer, continuó, es un proyecto donde las mujeres tendrán acceso a la justicia, pero también podrán ejercer su derecho a vivir una vida libre de violencia intrafamiliar; recibirán atención en salud sexual y reproductiva; alfabetización y mayor educación; capacitación para el trabajo y microcréditos, entre otras acciones.

Adicionalmente, como parte de la dignificación de la vida de las mujeres, en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre ya se construyen viviendas con un cuarto adicional, conocido como cuarto rosa, destinado para las niñas, para evitar que por el hacinamiento en las familias se abuse de las menores.

En el encuentro “Las Mujeres en la Cruzada Contra el Hambre” participaron la titular del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), María Angélica Luna Parra; la directora del Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), Liliana Romero; la asesora de la titular de la Sedesol, Rocío Bolaños; la titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Lorena Martínez, y la rectora de la Universidad Claustro de Sor Juana, Carmen López Portillo.

Asistieron también  la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres, Malú Micher; la periodista Tere Vale; la conductora de Televisa, Paola Rojas; la Productora de Espectáculos, Orly Beigel; la representante de la FAO, Nuría Urquía; la pintora Carmen Parra; la Historiadora en Arte, Susan Crowley;  la conductora de Canal 22, Laura Barrera Casillas, y la periodista Yuridia Sierra, entre otras.

Comentarios con Facebook