Obama promete en Miami ampliar acceso y calidad educativa en EE.UU.

Obama en la ONU 2013

Washington, 7 mar (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó hoy una escuela en la ciudad de Miami, Florida, donde subrayó las acciones de su gobierno para ampliar el acceso y calidad de la educación en el país.

El mandatario, acompañado de su esposa, Michelle, defendió ante un grupo de estudiantes de la preparatoria Coral Reef High School la necesidad de esforzarse y trabajar para optar por una educación de alta calidad, reportó la cadena televisiva CBS News.

Obama anunció el lanzamiento de una iniciativa liderada por el departamento de Educación, dirigida a que más estudiantes puedan recibir ayudas financieras para acudir a los centros escolares.

El viaje del presidente al sureño estado ocurre luego que esta semana, en su plan de presupuesto para 2015, el Ejecutivo incluyera varias iniciativas para mejorar el acceso a la educación.

En 2007, la ley Ningún Niño Dejado Atrás (NCLB, por sus siglas en inglés) fue aprobada por el Congreso, y se propuso para 2014 que todos los estudiantes, incluidos aquellos con discapacidad, deberían ser competentes en lectura y matemáticas.

Sin embargo, informes gubernamentales reconocen que las escuelas estadounidenses están sujetas a exigencias y limitaciones de la legislación vigente, que entre otros puntos, recorta fondos federales por bajo desempeño académico en los planteles.

Cifras del departamento de Educación indican que entre el 85 y el 90 por ciento de los colegios en el país están reprobando las metas fijadas en la NCLB.

Aunque en 2013 en su discurso sobre el Estado de la Unión, Obama promocionó programas educativos, el sitio digital canadiense Global Research calificó tales pronunciamientos como “demagogia vacía”.

De hecho, la Casa Blanca encabeza un ataque histórico en la educación pública, con cientos de escuelas cerradas y cientos de miles de profesores despedidos en los últimos cuatro años, sostuvo el medio de prensa.

El periplo de Obama estuvo acompañado de protestas de inmigrantes quienes exigieron frenar las deportaciones de residentes indocumentados, aspecto en el cual la administración demócrata ostenta el average de unos dos millones de expulsados durante el lustro que ha permanecido en la Casa Blanca.

Cerca de una veintena de activistas integrantes de la Coalición de Inmigrantes de Florida exigieron al jefe de Estado un mayor esfuerzo y acciones para acabar de concretar la paralizada reforma migratoria en el Congreso.

Integrantes de la coalición también exhortaron a demócratas y republicanos a dejar atrás sus rencillas con motivos electorales y concretar un acuerdo para sacar de las sombras a los más de 11,5 millones de personas sin papeles, indicó la fuente.

Comentarios con Facebook