Unicef demanda apoyo para reinserción social de niños soldados

graphics-unicef-738415

Naciones Unidas, 7 mar (PL) El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) demandó hoy la creación de condiciones para facilitar la reinserción social de niños alistados como combatientes en conflictos.

Al intervenir en un debate del Consejo de Seguridad sobre los niños soldados, el director ejecutivo de Unicef, Anthony Lake, consideró que ese apoyo es tan importante como el propio fin en el planeta del reclutamiento y el uso de menores de edad en hostilidades.

Los sobrevivientes y rescatados de esas prácticas necesitan herramientas para reconstruir sus vidas, advirtió.

Para el funcionario, aunque en los últimos años se han dado pasos importantes en esa dirección, resta mucho por hacer de cara al respaldo de seres humanos tan vulnerables, quienes suelen quedar traumatizados o con problemas emocionales después de tan violentas experiencias.

Se trata de desarrollar respuestas efectivas, desde el consuelo hasta la preparación de los infantes, para ayudarlos a romper barreras físicas y psicológicas, dijo.

Lake narró ante el Consejo sus experiencias durante una reciente visita a la República Centroafricana, donde conoció a una joven que con 14 años formó parte de los rebeldes Séléka, uno de los grupos armados en la grave crisis de ese país.

“Sin ningún entrenamiento militar, ella fue directo al combate, obligada a enfrentar en la primera línea a las tropas gubernamentales, y a ser testigo de actos de violencia y atrocidades que los niños jamás deberían ver”, expuso.

Según el director ejecutivo de Unicef, la joven centroafricana tiene ahora dos metas, encontrar a sus padres, aún desaparecidos por el conflicto, y comenzar su formación profesional, con la ayuda de trabajadores sociales.

Ese es el drama de estos infantes, perseguidos por la pesadilla que vivieron, pero soñando con un futuro diferente, subrayó.

Alrededor de 60 países intervinieron en el debate abierto del Consejo de Seguridad, enmarcado en el lanzamiento, la víspera, de la campaña de Naciones Unidas “Niños, no soldados”, una iniciativa que busca poner fin al reclutamiento de menores de edad para enrolarlos en conflictos.

Antes de los pronunciamientos de las delegaciones, el Consejo aprobó por unanimidad una Resolución condenatoria del alistamiento de niños en hostilidades.

La norma también demanda respeto para el carácter civil de las escuelas y el procesamiento de quienes violen la legislación internacional para la protección de los infantes.

Comentarios con Facebook