LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Ciudad Mujer, un proyecto que toca el corazón de las salvadoreñas

CiudadMujer-SanMartín
Por Odalys Troya

San Salvador, 8 mar (PL) Mucho se habla hoy de Ciudad Mujer en varias partes del mundo, de sus premios internacionales, de su dimensión como referente, de su novedad para las salvadoreñas.

Y todas las loas tienen un enorme fundamento porque el programa, ideado por la primera dama de El Salvador, Vanda Pignato, y puesto en práctica por el gobierno de Mauricio Funes y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), es una obra que toca el corazón.

Todo cuanto se dice de esta obra, una de las más emblemáticas de la actual administración en materia social y cuyo objetivo es hacer valer los derechos de las mujeres a través de los disímiles servicios que brinda, quizás queda por debajo de la realidad.

Porque conocer Ciudad Mujer, estar en sus instalaciones, disfrutar su paz, su pulcritud, los efluvios de esperanzas de tantas salvadoreñas que buscan ayuda y la profesionalidad con que se les brinda, sobrepasa cualquier imagen que desde un rótulo o una ceremonia televisada, pudiera formarse.

Ciudad Mujer es sensibilidad. Con este programa puesto en práctica en cinco departamentos del país, las salvadoreñas encuentran ayuda a un universo de problemas que forman parte de una sociedad azotada por el machismo, la violencia y que estuvo a merced de las dictaduras, la guerra y el neoliberalismo.

Nace de las nuevas políticas públicas implementadas por el Gobierno, con miras a convertir a El Salvador en un país distinto, más humano, y en donde la mujer que representa el 53 por ciento de la población, fuera encontrado su espacio, jugando su papel y conquistando sus derechos.

“Este programa ha sido un éxito”, afirmó a Prensa Latina la directora de la sede de San Salvador, localizada en el municipio de San Martín, Antonia Hernández, durante en un recorrido por sus instalaciones a propósito del Día Internacional de la Mujer.

“Quizás un éxito más grande de lo que había imaginado porque dar un servicio integral con calidad y calidez en un solo espacio ha sido un boom en El Salvador”, subrayó.

La mujer puede encontrar aquí todo lo que necesita para su apoyo porque ayudamos tanto a las que vienen como víctimas de violencia de género hasta las que buscan su autonomía económica, explicó.

Este programa, en una misma edificación tiene cinco áreas de atención, denominadas módulos, que tratan situaciones relacionadas con la violencia de género, donde la mujer encuentra desde la posibilidad de hacer la denuncia, servicio de medicina legal, hasta el proceso judicial de su caso.

Otro módulo es el de autonomía económica, en el cual se brindan cursos de manualidades, computación, mecánica automotriz, y además se ofrecen empleos, y se contribuye a que la interesada pueda emprender su propio negocio.

También están las áreas de salud social y reproductiva y atención infantil, en este último se cuidan a los niños pequeños mientras la madre recibe los servicios que requiere.

Un quinto módulo es el de educación colectiva que es toda la parte de sensibilización o promoción de servicio que también se hace fuera de la sede, porque Ciudad Mujer también va a las comunidades.

El programa está interrelacionado con 15 instituciones del Estado que ponen su personal en función de los planes de estos centros con el fin de que la ayuda, que no es asistencialista porque se le da seguimiento a los casos hasta su solución definitiva, sea integral.

Se trabaja con Salud Pública, la Fiscalía General de la República, instituciones bancarias, la Policía Nacional Civil, entre otras.

El personal que labora en Ciudad Mujer es completamente femenino, con la intención de darle más confianza a las féminas que buscan apoyo, porque según explicó a Prensa Latina, Alma Yanira Murcia, técnica en Educación Colectiva, una parte importante de los casos que llegan son por abuso sexual.

En atención inicial, cuando las señoras vienen por primera vez, o de manera subsecuente, se le hace una entrevista con abogadas y sicólogas para identificar cuál es su situación.

“Muchas veces vienen por un préstamo bancario, pero se determina que está viviendo violencia, o viceversa”, explicó.

La sede de San Martín, recibe diariamente unas 180 mujeres, sin embargo en el reciente mes ha estado atendiendo a unas 500 y 600.

De acuerdo con su directora, este aumento se debe a que cada vez tienen más confianza en este programa.

En la sobriedad y belleza de su estructura, sus trabajadoras cuidan en extremo la limpieza y la tranquilidad, para que las mujeres no sufran mayor estrés del que ya tienen por su situación al llegar aquí.

Entre otros reconocimientos, Ciudad Mujer recibió el premio a la Iniciativa en Salud y Empoderamiento que ofrece South-South News, una entidad creada en el marco de Naciones Unidas, para promover la cooperación Sur-Sur como herramienta para el desarrollo de los Objetivos del Milenio.

También, por el Centro Carter, además de la Medalla de Honor Ellis Island como un reconocimiento que hizo el Congreso y Senado de los Estados Unidos, junto a la Coalición Nacional de Organizaciones Étnicas.

Comentarios con Facebook