Chile calienta motores con nuevo Gobierno de Bachelet

chile-bachelet

Santiago de Chile, 9 mar (PL) Chile comenzó a calentar los motores del nuevo Gobierno de Michelle Bachelet, que entrará en acción el próximo martes en medio de grandes expectativas internas y una plataforma exterior compleja.

En el plano nacional y pese a los deseos evidentes del mandatario saliente, Sebastián Piñera, de mostrar un panorama rosa de sus cuatro años de gestión, el propio simbolismo de la entrega de la banda presidencial marcará un hecho histórico.

Bachelet, que estuvo al frente del Palacio de La Moneda de 2006 a 2010, recibirá la banda de manos de Isabel Allende, nueva titular del Senado e hija del extinto gobernante Salvador Allende.

Nuestros padres estaría orgullosos de este momento, declaró la futura jefa de Estado quien llega a La Moneda con un notable apoyo popular, luego de recibir el 62 por ciento de los votos en los comicios.

Alberto Bachelet, el padre de la dignataria, fue un general de la fuerza aérea que murió en la cárcel de Santiago en 1974 como consecuencia de brutales torturas por oponerse al golpe de estado que encabezó Augusto Pinochet.

Por su parte, Salvador Allende falleció el 11 de septiembre de 1973 en La Moneda durante el bombardeo que ordenó Pinochet en su asonada golpista.

En el gabinete de Bachelet estarán tres ministras, Javiera Blanco (Estado-Trabajo); Presidencia, Ximena Rincón; y de la Mujer, Claudia Pascual, esta última la única titular miembro del Partido Comunista de Chile.

Como parte de la Nueva Mayoría que apuntaló la campaña de la presidenta aparece el reputado periodista Víctor Osorio, de Izquierda Unida, quien encabezará el ministerio de Bienes Nacionales.

Nuestra consigna es trabajar y trabajar. Hay mucho por hacer en Chile, no podemos perder un minuto con la reforma a la educación, tributaria y en la batalla por una nueva Constitución de la República más representativa, reiteró Bachelet

No podemos aspirar a ser un país desarrollado con lagunas en la preservación del medio ambiente, el respeto efectivo a los trabajadores, la protección a los niños, mejor salud y un desarrollo económico inclusivo, apostilló.

Su aparato de Gobierno sufrió, sin embargo, algunas bajas en las últimas semanas, la más reciente ayer de Carolina Echeverría, quien debió renunciar a la subsecretaría de Defensa por críticas de familiares de víctimas de la dictadura.

Acusan a su padre, Víctor Echeverría, de torturas e intentos de violación. De tal forma, Bachelet designó para el cargo a Gabriel Gaspar especialista en el área de Seguridad y Defensa, y embajador de Chile en Colombia y Cuba.

De acuerdo con fuentes oficiales, la ceremonia de traspaso del mando tendrá una duración de 40 minutos en el salón plenario del Congreso en Valparaíso, 120 kilómetros al oeste de Santiago, en presencia de más de una veintena de jefes de Estado.

Se espera la participación en el acto de los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; Ecuador, Rafael Correa; Bolivia, Evo Morales; Paraguay, Horacio Cartes; y Uruguay, José Mujica, Uruguay;

Asimismo, de Brasil, Dilma Rousseff; Perú, Ollanta Humala; Argentina, Cristina Fernández; Colombia, Juan Manuel Santos; y México, Enrique Peña Nieto, y el vicemandatario estadounidense, Joseph Biden.

Comentarios con Facebook