EL FANTASMA DE DURÁN ANIQUILA

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Mientras se define la jornada electoral del 2014 en Coahuila, los diferentes partidos postulan a sus mejores caballos de Troya para la elección de diputados locales en la entidad, siendo éstos comicios uno de los más importantes o cuando menos tiene un mayor interés político para los partidos porque representan la plataforma de lanzamiento de los candidatos para las próximas alcaldías pero sobre todo, los perfiles de quienes buscarán la gubernatura de la entidad.

En el caso muy particular de Saltillo, por ser capital, tiene una gran importancia porque es aquí enla Atenasde México, donde se concentra la actividad económica y los poderes de decisión política y también en donde está el mayor porcentaje de votantes potenciales. Misma razón por la cual la imagen que proyecte el alcalde de Saltillo, Isidro López Villarreal, es primordial para el Partido Acción Nacional estatal el cual para quién está encargado en la proyección de imagen de la misma Presidencia Municipal no ha hecho un buen trabajo, pues lejos de hacer brillar las acciones del alcalde predomina en todos los tinteros de los medios locales todo lo contrario, demostrando la ineficiencia que existe en comunicación social de esa dependencia siendo ésta una de las debilidades más grandes de don Isidro López Villarreal.

Pero no solamente el municipio de Saltillo tiene sus problemas sino también hay otros municipios que están peor, sin contar con funcionarios públicos que represente el departamento de comunicación social, ya que con el pretexto del que “no hay dinero, mano” ni para pagar a funcionarios de la dependencia siendo enla Presidencia Municipalde Arteaga en donde existen todólogos como es el secretario de ese ayuntamiento, Gabriel Ernesto Orsúa Martínez, que hace las funciones de alcalde, secretario y director de comunicación social sin ninguna  experiencia política ni en el área informativa, evidentemente por su corta edad, que sin darse cuenta el verdadero alcalde Jesús Durán Flores, nada más lo chamaquea diciéndole que no hay dinero para nada dejándolo al frente dela Presidencia Municipalpara que cuide el changarro mientras que Durán Flores sigue atendiendo sus negocios particulares y contratando los servicios de empresas de Monterrey mientras está caciqueando el dinero en el ayuntamiento para la contratación de los servicios de coahuilenses. Lamentable que Arteaga después de haberse ganado a mucha honra “Arteaga es Arteaga”, esté pasando a “Arteaga es regio”.

En éstas próximas elecciones a diputados en Coahuila al igual que otros años, la suspensión de anuncios publicitarios para el gobierno estatal, municipios y programas sociales también ha generado el fomento al testículo o dicho de otra manera a echar la “hueva” con todo lo que se pueda.

El silencio electoral, es un buen pretexto para algunos alcaldes y funcionarios públicos  que no quieren informar sobre las actividades que tiene porque la realidad de las cosas es que no está trabajando ni tiene pensado en hacerlo.

El que ha sabido aprovechar muy bien de ello es el que llaman como alcalde de Arteaga, Jesús Durán Flores, conocido como el “fantasma” porque aparece cuando quiere o cuando menos eso es lo que dicen los arteaguenses que su primera y última aparición desde que tomó protesta fue en un evento para la entrega de tinacos a escasos unas cuadras dela Presidencia Municipal, desde entonces no se le ha vuelto a ver y ayer lunes porque estuvo el Gobernador, Rubén Moreira Valdés, presidiendo un evento.

Mientras unos interpretan el silencio electoral como sinónimo de vacaciones indefinidas previa ala Semana Santa, porque no se le ve trabajo por ningún lado, hay otros contrario a esa mentalidad que no han dejado de hacer sus actividades sino las están intensificando como casos concretos en Ramos Arizpe y Torreón que su trabajo se ve proyectado en los testimonios de los pobladores de aquellas cabeceras municipales que se publican en los diferentes medios de comunicación.

Mientras unos trabajan, otros como el “fantasma”, se quedan en espera para ver qué es lo que le escurre de los beneficios de quienes sí hacen algo o aguardan el momento propicio para incurrir a las viejas prácticas de fraudes en la venta de terrenos y servir no como funcionario público sino para sus propios intereses y prestanombres para la compra de más terrenos arteaguenses. Bien dicen que prometer no empobrece sino el dar es lo que aniquila, eso lo dicen los ciudadanos de Arteaga con el fantasma de su alcalde Jesús Durán. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook