Mayoría en Quebec rechaza separarse de Canadá

Partidarios-Partido-Nacionalista-Quebec_TINIMA20120926_0338_18

Ottawa, 10 mar (PL) El 61 por ciento de la población de Quebec rechaza la idea de independizarse de Canadá, una de las principales promesas electorales del actual gobierno de la provincia, reveló hoy una encuesta.

Según la pesquisa conjunta de la empresa CROP y la estación Radio Canadá, si ese territorio francófono realizara en esta jornada un referendo sobre el tema solo obtendría el respaldo de 39 por ciento de sus ciudadanos.

El vicepresidente de la firma, Youri Rivest, dijo que esas cifras continúan invariables desde septiembre de 2012, cuando el soberanista Partido Quebequense (PQ) ganó las elecciones parlamentarias y retornó al poder.

Anteriores gobiernos de esa agrupación política fracasaron en sus propósitos separatistas cuando realizaron plebiscitos de ese tipo en 1980 y en 1995, en este último intento casi alcanzaron la victoria al conseguir 49,4 por ciento de apoyo.

CROP-Radio Canadá aplicaron la investigación a mil 400 personas de todo el país del 5 al 8 de marzo pasados.

El tanteo fue lanzado horas después que la primera ministra de Quebec, Pauline Marois, disolvió la Asamblea Nacional de la provincia y convocó a elecciones anticipadas para el próximo 7 de abril, con el objetivo de intentar conseguir un gobierno mayoritario.

Según la líder del PQ, la decisión responde a que la oposición bloqueó las funciones del Ejecutivo y su agrupación necesita buscar mayoría para aprobar los proyectos de ley sin mayor problema.

Con ese fin, su formación deberá aumentar de 54 a 63, el número de diputados en el Parlamento territorial, con 125 asientos.

El tema económico, la creación de empleos, un posible referendo independentista en Quebec y el polémico proyecto de ley de neutralidad religiosa son los principales temas explotados en la campaña electoral, que solo durará 33 días.

El último punto le concedió éxito al PQ entre algunos sectores radicales de la llamada Belle Province, pero es considerado discriminatorio y causó una discordia social desde su presentación en septiembre pasado porque prohíbe el uso público de atributos religiosos como la cruz cristiana, el burka o el hijab islámico.

Varias encuestas muestran a la fuerza gobernante y al opositor Partido Liberal casi empatados con 40 por ciento en intención de votos, mientras la Coalition Avenir Quebec cuenta con 10 por ciento de apoyo camino a los venideros comicios.

Comentarios con Facebook