FAO pide a Asia-Pacífico incrementar esfuerzos contra el hambre

fao

Roma, 13 mar (PL) La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) remarcó hoy que aunque algunos países de Asia y el Pacífico han avanzado en la lucha contra el hambre, queda mucho por hacer.

Al intervenir en la XXXII Conferencia de esa región, el director general de la FAO, José Graziano da Silva, destacó los excelentes resultados de naciones del grupo como China, la cual alcanzó el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de reducir a la mitad la proporción de personas que padecen a causa de ese mal para 2015.

Para el conjunto de la región, detalló, la proporción de hambre ha disminuido del 24,1 por ciento en 1990-1992, al 13,5 por ciento en 2011-13.

Si bien está en vías de alcanzar la meta del hambre del ODM, debe aún hacerse más. Aunque alcance el fin del 12 por ciento, todavía tendrían más de 500 millones de personas víctimas del flagelo, más que todas las demás partes del planeta juntas, explicó Graziano da Silva.

No debemos tolerar una situación en la que un solo hombre, mujer o niño esté todavía condenado a sufrir por esa razón en este territorio próspero donde hay alimentos suficientes para todos y existen los medios para poner fin a dicho mal, subrayó durante el evento que tiene lugar esta semana en Mongolia.

Por ello, pidió a todos los países asumir el Desafío Hambre Cero, lanzado en 2012 a nivel mundial por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), haciendo partícipe a toda su población de un gran esfuerzo para lograrlo en 2025.

El 2014 ha sido designado por la ONU como Año Internacional de la Agricultura Familiar, por lo que el directivo llamó a las naciones a trabajar juntas en aras de reposicionar la agricultura familiar en el centro de las políticas agrícolas, ambientales y sociales.

La Conferencia reúne a ministros de Agricultura y altos funcionarios de los Estados con el objetivo de examinar los desafíos y establecer áreas prioritarias de trabajo para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, aumentar la productividad agrícola, elevar el nivel de vida de la población rural y contribuir al crecimiento económico sostenible.

Participan más de 200 personas, en su mayor parte de los gobiernos de 41 países de la región.

Comentarios con Facebook