Ciencia y SaludVolver a Ciencia y Salud

Inicia XXIII Olimpiada Nacional de Química

MÉXICO INAUGURACIÓN OLIMPIADA DE QUIMICA

El siglo XX lo hemos entendido como el de la física, pero el siglo XXI es, definitivamente, el de las ciencias químico-biológicas; estamos transformando la salud del mundo gracias a este maridaje entre química, biología, bioquímica,  física y química molecular, aseguró José Franco, presidente de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), durante la inauguración de la XXIII Olimpiada Nacional de Química.

Franco mencionó que aunque la Real Academia de la Lengua Española define a la química como una ciencia experimental que estudia las transformaciones de unas sustancias en otras sin que alteren los elementos que las integran, es mucho más que eso.

“La importancia de la química nos llevaría a retos más complejos e importantes para la vida en la Tierra. La fotosíntesis, por ejemplo, si la pudiéramos reproducir artificialmente, estaríamos atacando simultáneamente muchos problemas, uno de ellos sería la posibilidad de reducir los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera y generaríamos energía limpia”, explicó.

En el acto de apertura del certamen realizado en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Franco indicó que  la química no sólo está en el universo, sino también se ha vuelto una de las herramientas transformadoras más importantes que nos permite no solamente conocer la vida en la tierra y en el universo, sino también entender el futuro de muchas formas.

Al dirigirse a los 188 participantes del certamen en su etapa nacional, dijo: “Tienen en sus manos la posibilidad de transformar este país y todo el mundo. Los héroes de todo esto son ustedes jóvenes, disfruten mucho esta olimpiada y transformen este país”.

Manifestó por otro lado, que en la AMC es fundamental la participación de la mujer en la creación del conocimiento en la ciencia. “Felicito a las mujeres que están aquí, a las que han ganado medallas, y las invito a que inviten al resto de sus amigas a estudiar no únicamente química sino otras áreas de la ciencia”.

Destacó la presencia entre los alumnos de bachillerato que ganaron su lugar a esta etapa nacional de concurso de Edith Leal Sánchez, del estado de Jalisco, quien obtuvo el primer lugar en la Olimpiada Iberoamericana, en el 2013, en Bolivia.

Sobre esta presencia femenina coincidió Jorge Vázquez, director de la Facultad de Química de la UNAM, quien reconoció una mayoritaria presencia de hombres en el certamen. “Veo una gran cantidad de varones y pocas mujeres, espero que eso no sea significativo, porque en la Facultad de Química, el 53% son mujeres y el 47%  hombres.”

En esta edición, dijo, se trata de una competencia de tres hombres por una mujer, que no significa que ellas están en desventaja, “chicos, ¡la tienen difícil!”

Ante un auditorio lleno de alumnos de nivel medio superior y ansiosos por el inicio de las pruebas teóricas, Vázquez resaltó que el esfuerzo de los competidores no es solo ser mejor en química, también consiste en tener un espíritu de buena competitividad.

“La química es una de las materias quizá más áridas para la mayoría de los estudiantes de todas las áreas. Espero que no solo compitan por competir, sino  compitan por ser químicos, este país requiere más y mejores químicos”.

Vázquez pidió a los estudiantes realizar su mejor esfuerzo no sólo para buscar ganar la olimpiada,  “sino para ser los mejores profesionistas, los mejor formados y los más convencidos de lo que quieren ser”.

Finalmente, María Antonia Dosal, coordinadora de la Olimpiada Nacional, antes de declarar inaugurado el certamen, dijo a los jóvenes: “Sé que están ansiosos por demostrarnos todos sus conocimientos. Estamos en una competencia, algunos saldrán con una medalla, otros se irán un poquito tristes y otros iniciarán un proceso duro por ese gran premio que significa participar en la olimpiada internacional e iberoamericana”, que se realizarán en Vietnam y Uruguay, respectivamente.

A todos los invitó a mantenerse con ánimo pues les aseguró que estos días en los que se desarrolla la olimpiada serán muy importantes en sus vidas.

Dosal dio un reconocimiento al trabajo de los profesores que están detrás de todos alumnos, pues son ellos “los que los animan, les hacen amar la química, que no es una ciencia fácil pero sí muy interesante y hay mucho qué hacer con ella. Mi agradecimiento a todos los delegados y a todos los maestros”.

A la ceremonia de inauguración también asistieron Alberto Vela Amieba, jefe del Departamento de Química del Cinvestav; José Valdés Galicia, director general de Innovación de la Secretaría de Ciencia y Tecnología del DF; José Alejandro Ramírez, jefe del Departamento de Química de la UAM-Iztapalapa; Rafael Vargas García, presidente de la Asociación Nacional de la Industria Química; Mauricio Castro Acuña y Blas Flores Pérez, del comité organizador de la ONQ.

Comentarios con Facebook