Windows XP tiene los días contados

windowsxp
Por Roberto F. Campos

PL

La Habana.- arafraseando el título de una novela del escritor colombiano Gabriel García Marques, anotamos la muerte anunciada del sistema operativo XP como todo un acontecimiento que buena parte de los tecnodependientes ven con muy malos ojos.

Para la compañía estadounidense Microsoft, el cambio periódico de los sistemas operativos resulta además de una razón técnica una posibilidad comercial, criticada incluso por quienes tratan de batallar a partir de los Open Source o sistemas libres, como es el caso de Linux y sus variantes.
Sin embargo, es indudable, que el sistema XP atrapó a muchos poseedores de ordenadores personales hasta el punto de que después de más de 10 años de existencia buena parte de las máquinas en el orbe lo defienden.

Sistemas Operativos y computadoras constituyen un binomio muy actual, intrínseco, del hombre moderno, por lo menos desde el momento en que la sociedad se vio directamente dependiente de estos mecanismos informáticos, en todas las esferas, sean desde el punto de vista laboral, científico o entretenimiento.

El 8 de abril de 2014 Microsoft deja de darle soporte al sistema Windows XP, luego de varios anuncios para definitivamente desbancarlo, sin éxito alguno.
La supresión de soporte significa dejar de suministrar ayudas o parches de seguridad, actualizaciones de programa y solución a errores generados por la práctica cotidiana y el uso de los software.
Por lo tanto, se trata de la fecha correspondiente a la muerte anunciada de una de las herramientas tecnológicas más latentes en la era moderna y en particular en el siglo XXI.
La compañía de Bill Gates lleva meses advirtiendo esa muerte, pero los usuarios e incluso muchas empresas, tanto con software legal como pirateado, se aferran con fuerza el XP.

Para algunos países pobres, la solución del XP está relacionada con equipos que aún funcionan, y significaría todo un gasto sustituirlos, simplemente por el empuje comercial de Microsoft y su deseo expreso de presentar cada dos años un nuevo sistema de este tipo.
La otra arista del problema está en que los hackers de todo el mundo se están afilando los dientes, pues al suspenderse el soporte los equipos con XP pueden quedar desprotegidos.

¿UN ENTIERRO O UNA RESURRECCIÔN COTIDIANA?

El caso es que la combinación de parches con actualizaciones de antivirus, marcan una seguridad apropiada, tal y como lo reconocen los expertos.
Algunos datos ilustran el problema, pues en la actualidad alrededor de 250 mil computadoras en el mundo padecen de software maliciosos, una variante de los ataques modernos.

Microsoft pide que los usuarios de Windows migren a algunos de los SO (Sistemas Operativos) vigentes, como es el caso de Windows 7, 8, 8.1.
Incluso sus operadores y comerciales hablan de un sitio Web especialmente diseñado para ayudar a los usuarios a esa migración y el desarrollo de herramientas que faciliten el cambio.
Si bien es cierto que tanto los nuevos sistemas 8 y 8.1 están más de cara a las pantallas táctiles, y tabletas que inundan el mercado, también tienen códigos totalmente diferentes que muchas personas asumen con cierta dificultad, de ahí que los más recientes SO, carezcan del éxito esperado.

Además, es necesario tener en cuenta la competencia de Android, empleado en la mayoría de las Tablets o Tabletas, y que emulan con Windowas.
Windows XP (esas letras en representación de la palabra Experiencia) apareció en octubre de 2001 en el mercado y verdaderamente se coronó como el más resistente, permanente y popular entre los usuarios.
La compañía de sondeos británica Net Applications, ubica al XP como el más empleado desde su aparición hasta agosto de 2012, en que fue superado por Windows 7.
Incluso, el estimado del consultor de la oficina Gartner, Michael Silver, para el 9 de abril, es del 20 al 25 por ciento de empleo del XP en ordenadores de empresas.

Por tanto, pese a los esfuerzos de Microsoft, sigue siendo el más popular para muchos gobiernos y algunos estudios incluso anotan que este SO es el empleado por la mayoría de los cajeros automáticos en el mundo.
Aunque Silver considera que tal longevidad simplemente se debe a un ciclo de vida determinado, la gente común considera a este SO muy virtuoso en cuanto a facilidad de uso, potencialidad de satisfacer profesiones, y ejecuciones, y ello de mejor manera que otros, incluso más modernos.
Los expertos también dicen que lidera el XP por retrasos en sistemas posteriores, que ahora pretenden los técnicos de Microsoft sustituirlos cada dos años.
No obstante, también influye que las empresas pueden tener problemas financieros al verse obligadas a cambios periódicos de este tipo, pues cada oficina depende ahora, sin dudas, de Internet y de la conectividad.
Y aunque los especialistas como Silver recomiendan seguir adelante y dar el salto, otra cosa ocurre en las oficinas y en muchos hogares.

El hombre moderno está obligado en la actualidad a emplear en su vida cotidiana y profesional un medio tecnológico informático, ello es una realidad, pero también aspira a conservar la mayor cantidad de tiempo posible los aparatos para su trabajo, bastante caros por cierto.
Esa necesidad, sobre todo de naciones pobres, y personas menos favorecidas, contrasta con los intereses de mercado que implantan modas en cuanto a este tipo de herramienta con la finalidad de incrementar ganancias.
Incluso, se habla de obsolescencia tecnológica, que acogota a muchos en el mundo y provoca muchas caras largas, así que si una herramienta como impresora o scanner mantiene sus funciones en el tiempo, no será un SO el que obligue al cambio.

Dicen los especialistas de Microsoft que Windows 7 y 8 emplean técnicas que dificultan a los cibercriminales, sin embargo, otras fuentes de expertos señalan que las puertas traseras de estos SO permiten el espionaje estadounidense y en el menor de los casos el monitoreo con fines comerciales.
De ahí, que países completos y sistemas empresariales se apertrechen de SO como Linux o sus variantes regionales que permiten una protección mayor de datos, aunque también tienen el problema de las compatibilidades en cuanto a aparatos y otros programas necesarios.

Ahora parece que muchas personas seguirán usando XP, pirateado o no, y podrán verse en riesgo, aunque reconocen los expertos que el 90 por ciento de las vulnerabilidades de XP están en programas de terceros (Jason Steer, empresa de seguridad Fire Eye).
Los criminales emplean fallos en programas como los de Adobe y Java de Oracle para atacar a los usuarios de Windows, y no precisamente buscan los problemas del XP.
Sin embargo, por si la polémica tecnológica no fuera poca, ahora buena parte de las compañías de antivirus declararon ante el fallecimiento de XP que seguirán actualizando sus productos para detectar el malaware dirigido a este SO, y por tanto seguirán poniéndole hombro a este anciano informático.

Y como nota curiosa, el país más poblado del mundo, China, sigue empleando el XP, donde es sumamente popular, aunque muchas de sus máquinas llevan versiones piratas y por lo tanto Microsoft con el disparo al XP también se mantiene al margen del control comercial que desea tener.
Muchas empresas de seguridad chinas se están uniendo para proporcionar actualizaciones y parches de seguridad por cuenta propia, que muy bien pueden después diseminarse por el mundo.
Teniendo en cuenta todos estos detalles, quizás esa muerte anunciada por Microsof se puede transformar en un fantasma que recorra el Planeta, por lo menos por ahora.

Comentarios con Facebook