Es triste envejecer junto a quien no amas

Víctor Gaspar

N22

“No es fantástica, no es algo histórico. Es algo cotidiano que podemos encontrar lamentablemente en la sociedad y a veces él envejecer, porque alguien me decía ‘bueno, yo tengo 22 años’. Yo no sé lo que es eso. Pero a veces en uno año de relación puede envejecer unos diez”, comentó el titiritero y bailarín, Edwin Salas.

Un hombre intenta establecer contacto con su mujer solo para darse cuenta que los años han pasado y que ahora ambos son ancianos y carecen de la posibilidad de reencauzar sus vidas por separado. Bajo el slogan “es triste envejecer junto a quien no amas”, la compañía Kaput Project presenta una puesta dancística apoyada en el teatro tradicional de marionetas japones bunraku.

Edwin Salas continúa con las enseñanzas adquiridas en Italia de su maestro japonés Nori Sawa. Tradición que involucra la elaboración de las marionetas, desde su estructura hasta el vestuario. La música también es original.

Mónica López Lau compuso gran parte de la música. “También utilicé obras de compositores bastante famosos, antiguos, incluso música medieval que aquí se escuchó, como Schubert, también de Henri Pourcell”.

Desencuentro de pareja que recuerda el filme muñecas, de Takeshi Kitano, y en donde también se incluye la tradición del Bunraku. Pero a diferencia del filme, en la puesta en escena The falling love/El amor fallido, la resolución del conflicto recae en el chantaje.

¿Cómo podemos amarrar a nuestra pareja? con un sacrificio y este sacrificio es un sacrificio doblemente inconveniente para él, también dentro su cobardía de no haber tomado antes el gesto de separación, que es, una quitarse los ojos y así no ver nada, literalmente no ver nada. y la otra es, con ese sacrificio, amarrarla a ella cosa como no te vas a ir de mi lado que me he sacado los ojos por ti, agregó Salas.

Para mayores informes el grupo tiene la página www.kaputproject.com

Deja tu comentario