“Noé”, una película sobre la “esperanza”: Darren Aronofsky

NOE

N22

Estamos con el cineasta Darren Aronofsky quien ha deslumbrado al mundo a través de sus películas, desde su primer largometraje Pi, hasta este momento en que presenta Noé.

Mucho gusto y gracias por tu tiempo. ¿Puedes decirnos algo sobre Noé? Es muy importante para ti desde que eras un niño.

Sí, cuando tenía 13 años escribí un poema sobre Noé para un concurso escolar. Y Noé ha sido un patrón muy importante para mí desde hace mucho tiempo; me ha guiado en mi creatividad. Y tan pronto comencé a hacer películas, pensé que sería muy interesante llevar la historia de Noé a la pantalla grande. Y creo que me ha tomado 10 y 30 años llegar hasta este punto. Así que es excitante estar aquí conversando sobre la película.

¿Recuerdas algún tipo de conexión entre ese poema y tu película ahora?

Es gracioso, justamente he leído hace poco este poema, que estaba en una caja en mi sótano. Y las temáticas del poema son muy similares a los temas de la película, es acerca de la “esperanza”, segundas oportunidades, y cómo la debilidad y la bondad viven en cada corazón humano.

¿Porque tu Noé es muy oscuro, quizá como un héroe trágico?

Bueno, me resulta interesante pensar que lo primero que hace Noé después del diluvio es emborracharse, está tan borracho que se queda desnudo en la playa tal como cae bajo el sol. Eso me da una pista muy interesante sobre qué tipo de persona pudo ser. Y después de eso la historia fue construida e inspirada artísticamente para traer a la vida al Noé con Russell Crowe.

Escogiste a estos actores porque querías definir a los personajes en un sentido más profundo. ¿Cuál es ese sentido?

Tú sabes, el reparto como todo mundo sabe es lo más difícil. Cuando escribía el guión no tenía idea de quién podría interpretar los personajes. Pero, cuando conocí a Russell descubrí que tiene una dignidad tremenda, confianza en sí mismo, fuerza, él cree todo lo que dice. Y cuando ves a Russell en la pantalla le crees. Sabía que iba a ser un muy buen Noé. Una de las cosas que me gustó de su interpretación en la película, es que él toma muchas pequeñas decisiones que te guían hasta un gran clímax. Cuando escribí este guión pensé en Jennifer Connelly (Naameh, esposa de Noé), había trabajado con ella en Réquiem por un sueño, pero Jennifer es una belleza atemporal, como esposa de Noé puedes creerle lo que está diciendo.

Cuando elegí a Russell pensé que tendría un problema, porque ellos habían trabajado juntos en una película, pero fue hace mucho, así que pensé que estaría bien. ¡Emma Watson (Ila) fue una sorpresa! En realidad yo no sabía qué es lo podría hacer. La había visto como todos los fans en las películas de Harry Potter, pero no la había visto en otras películas. Y cuando comenzamos a trabajar con ella dije ¡wow! En verdad ella puede hacer esto. Fue emocionante verla traer a la vida a su personaje y hacer cosas que no había hecho antes.

Logan Lerman (Cam, hijo de Noé) vino y leyó para mí y simplemente me derrumbó. Y lo mismo con Douglas Booth (Shem, hijo de Noé). Anthony Hopkins (Matusalem, abuelo de Noé) ha sido un sueño que me permita trabajar con él. Y por supuesto Ray Winstone (Tubal Cain) quien tiene el personaje más duro de todo el elenco, porque él es el malo contra Russell Crowe; es difícil imaginar quién podría ser la persona que le dé una patada en el trasero a Russell. Hay muy pocas personas en el planeta que puedan noquear a este tipo. Así que encontrar a Ray me hace creer que Russell era el indicado.

Comentarios con Facebook