Desafío

RAFA LORET
Por Rafael Loret de Mola

*El Paraíso del Mal

*Alturas Cegadoras

*Sentencia a Medias

Quizá le sirva a los sabios investigadores mexicanos que no entienden “todavía” el misterio de las dos muertes de Nazario Moreno, “El Chayo” –una acepción de naco o de quien recibe dinero por su silencio; pero también un referente a la chaya que crece en Yucatán, con apariencia de espinaca pero con enorme diferencia en el sabor y sus cualidades curativas-, mientras los mentirosos se disculpan, desde calderón a Alejandro Poiré Romero, el “apaga-fuegos” que encontró el ex presidente mencionado para terminar el sexenio en el cual dos secretarios de Gobernación murieron en sendos “accidentes” aéreos con muchas interrogantes sin responder al respecto. Y todavía están vivos quienes pueden decir cómo sucedieron los hechos antes de esperar a la decrepitud cercana de algunos dirigentes y habladores de la política, como los fox: vicente ya cuenta con setenta y dos años y ya le resulta difícil, mucho más que durante su periodo presidencial, controlar sus neuronas cerebrales. Los rebotes del Prozac.

Sólo que hay un caso todavía más singular, el de Heriberto Lazcano Lazcano “El Lazca, ex militar acribillado en Progreso, Coahuila, el 7 de octubre de 2012, y considerado hasta entonces, como líder de los “Zetas” escindidos del cártel de Tijuana hace años, como el “segundo” narcotraficante más buscado en el país… sólo por abajo del hoy reo del Penal del Altiplano, Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, apodo que le viene por lo cortito de estatura y lo gordito que era de niño. Milagros de las caminadoras. A “El Lazca” lo retrataron muerto, a diferencia de cuanto calderón anunció que había caído “El Chayo” o “El Doctor”, ambos apelativos de uno de los fundadores de “La Familia” y de “Los Caballeros Templarios” en Michoacán, con una seguridad pasmosa a pesar de no contar con elementos determinantes para la egocéntrica exaltación de la demagogia y la manipulación colectiva. Ya habían pasado las elecciones federales y era necesario, tras la estrepitosa derrota del PAN, darle a la ciudadanía un “muertito” clave para mejorar la patética imagen del mandatario saliente.

Aquí viene la información prometida para los agentes de la llamada “inteligencia mexicana”, muy vulnerable pese a trabajar bajo tierra a catorce metros de la superficie en el búnker de lo que fue la Secretaría de Seguridad Pública reducida ahora a una simple Comisión adscrita a la secretaría de Gobernación –otra vez como en tiempos de la Federal de Seguridad- y con un responsable que no surgió de las academias castrenses: Manuel Mondragón y Kalb. Pues bien, para ellos, sin necesidad de radares sofisticados, drones estadounidenses –esto es aviones sin tripulantes-, y marines de la misma nacionalidad disfrazados de marineros mexicanos, va la siguiente aportación que pudiera ser clave para entender cómo pueden cerrarse los expedientes sobre los capos y sus influencias:

“La catalepsia es un estado biológico también conocido como “muerte aparente”, que presenta todas las características de un deceso pero que no lo es. Acorde a su intensidad, el individuo podrá estar inconsciente de lo que ocurre a su alrededor, vagamente consciente, o incluso consciente al punto de ver y oír a la perfección sin poder reaccionar. Su estado se puede presentar por minutos, horas o varios días en los casos extremos. No es una enfermedad en sí misma, pero sí el resultado de trastornos como el mal de Parkinson, la epilepsia, o el curso de diferentes psicosis, como la esquizofrenia.”

¿A dónde quiero ir con esta cita originada en Argentina, la de Cristinita? No olviden que este columnista, desde hace años, bautizó como el “cártel del Paraíso” a las celebridades del crimen que aparentaban estar muertos para que cesaran las pesquisas en su contra. Pues bien, hace unos días, Alfredo Castillo Cervantes, el virrey enviado a Michoacán para gobernar sin necesidad de retirar al enfermo Fausto Vallejos Figueroa, aceptó que a lo largo de más de tres años, esto es desde diciembre de 2010 cuando se informó de su abatimiento, “El Chayo” o “El más Loco”, aprovechó su supuesta sepultura no sólo para erigir capillas en su honor, y hasta difundir oraciones a San Nazario cuál si se tratase de un hombre de Dios, sino igualmente proceder con la mayor impunidad a sabiendas que, como en otros casos, nadie persigue a los fantasmas ni quiere toparse con ellos. Pero, la verdad, a mí me encantaría hacerles entrevistas a varios de ellos; y hasta imagino qué le preguntaría, por ejemplo, al general Lázaro Cárdenas del Río sobre la perspectiva de México vendiendo las entrañas de su territorio. Lástima: no puede ser.

“El Chayo”, como se sabe, se sentía una especie de San Pablo, el guerrero anticristiano que recibió un rayo para hacerse converso y luego uno de los santos más venerados –su basílica en Roma es la segunda en importancia y dimensiones luego de la de San Pedro-, tras haber ensangrentados sus espadas con el martirio de cientos de seguidores de Cristo. La visión le vino en momento por demás oportuno cuando no pudo domeñar a su cabalgadura –como ocurrió con Pablo Hermoso de Mendoza en Motul –un coso al que tengo especial cariño por mi condición de fundador-, y acabó rodando por el suelo. De allí surgieron “Los Caballeros Templarios” acaso con la finalidad de robarse el Santo Grial –dicen que el de Valencia es el verdadero- y colocarlo en la Catedral de Morelia como signo y emblema del poder imparable de los narcos y quienes asumen un rol patriotero a costa de desarrollar las estrategias terroristas… de la mano de los etarras camuflados.

La catalepsia, como se sabe, puede inducirse. Recuérdese lo que ya les conté sobre la tragedia de Romeo y Julieta, con la versión de Schakespeare como referente más conocido, hace cuatrocientos años, esto es en 1595 cuando se publicó la edición príncipe, y su siniestro final luego de que Julieta había bebido un brebaje para simular su muerte “y despertar” varios días después. Esa pócima, que no veneno, la mantuvo bajo estado cataléptico sin que su amado Romeo lo supiera; al final, éste muere al creer a su virtuosa dama yacente y ella, al despertar, sigue el mismo, doloroso camino, el del suicidio. Y no vamos a entrar a polemizar si esta salida, considerada falsa, es síntoma de cobardía o valor; otro día nos ocupamos del tema pero en la cabeza tengo el referente de Salvador Allende, en Chile, cuando, por dignidad, se pegó un tiro para evitar se infamado por las tropas golpistas de pinochet –por siempre en minúsculas-.

Desde luego, en cuanto a “El Lazca” no tengo duda alguno que es otro de los “muertos vivientes” de calderón. El ex mandatario ya debe tener su propia “Torre del Terror”, de verdad y no como la del parque temático de Disney, alojando a quien sabe cuántos criminales cuyos archivos yacen igualmente hasta que sean descubiertos por otros. Fíjense, la historia es grande y dio inicio, precisamente, con la supuesta presentación del cadáver de Amado Carrillo Fuentes, en febrero de 1997, en la Clínica Santa Mónica de la ciudad de México, deformado el rostro a niveles de escándalo patibulario. Cuando pregunté al delegado de Ciudad Juárez, en 2005, sobre si con los indicios de sus estancias en Brasil y Rusia del “capo” se reabrirían sus expedientes criminales y la respuesta fue tajante:

–Oficialmente, está muerto… y además ya lo confirmó la DEA.

Y hasta allí. No me extraña que haya muerto dos veces “El Lazca”. A lo mejor pronto tenemos a otro en la misma situación y a alguno más en medio de una justicia manipuladora y, por ende, mentirosa. Todo ello confluye a la demagogia y hacia una interrogante central: ¿el régimen precedente, al anunciar la muerte inexistente de “El Chayo”, acaso no posibilitó que éste actuara con mayor impunidad en Michoacán, la entidad de origen de calderón? Queda para los investigadores y enciclopedistas del crimen. Y a los lectores amables les dejo esta tarea, pendiente por ahora.

Debate

Desde las alturas de la vida institucional todo parece nimio cuando se trata de los gobernados y sus exigencias de paz y desarrollo. Por ejemplo, el señor calderón, con un cinismo ominoso, se limitó a felicitar al gobierno peñista por la aprehensión de “El Chayo” quien él daba por muerto. Y los genízaros del mismo, genaro garcía luna y Alejandro Poiré Romero, simplemente reconocieron que no habían tenido datos suficientes para declararlo muerto en 2010. Entonces, ¿por qué lo hicieron precipitándose, amenas un año después de la ejecución de Arturo Beltrán Leyva en Cuernavaca, precisamente en diciembre de 2009, por efectivos de la Armada de México y los marines infiltrados. La simulación en pleno.

Quien detenta ahora la responsabilidad es el señor peña nieto quien, insiste, en que hay mejores condiciones para sostener la seguridad del Estado… porque dos “capos” de relieve y sus operarios han sido puesto fuera de los escenarios de la violencia, uno encarcelado –y con las presiones estadounidenses para extraditarlo- y otro muerto… acaso para evitar diferendos diplomáticos con los poderosos vecinos del norte que quieren tener las cabezas de todos… como ya cuentan, para su propia infamia, con la del espléndido guerrillero-revolucionario Pancho Villa a quien jamás perdonaron haber invadido Columbus, mofándose del poderío norteño. La historia oficial puede decir otra cosa, pero las conclusiones, a la vista de los hechos sucintos, son de distinto calibre.

Mientras a empresas gigantes, cómplices de las primeras familias –digamos Oceanografía con los hijos de marta o la cadena de Vázquez Raña, arrebatada al coronel García Valseca, en tiempos de echeverría, con una impresionante secuela de confirmaciones sexenales-, se les perdonen auditorías e indagatorias y se ensañe el poder contra los burócratas que sustraen dos lápices, la democracia nuestra seguirá náufraga en la isla de la demagogia y la intolerancia.

La Anécdota

Una y otra vez se repite lo mismo. Ahora, el diputado Manlio Fabio Beltrones insiste en que “deben llegar al fondo” en cuanto a los indicios de desviaciones por parte de los ex presidentes fox y calderón. ¡Qué bien! Cómo si nunca hubiéramos escuchado antes el mismo sonsonete.

Si el Senado forma una comisión para investigar el escándalo de Oceanografía S.A. de C.V., ¿por qué Beltrones, en vez de hablar tanto –la mayor veces con entrevistas de calle sn sustentos-, no convoca a estructurar una comisión que investigue los señalamientos contra los ex mandatarios predadores, sin exclusión de partidos, y los dirigentes venales con capacidad de convocatoria y bien dispuestos para las manipulaciones de índole subversiva?¿Es miedo o nada más “prudencia”?

– – – – – – – – – – – – – – – – – –

WEB: www.rafael-loretdemola.mx

E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com

TOCA EL TURNO A LA NARCOPOLÍTICA, EN DONDE ANIDA LA CORRUPCIÓN MAYOR DE QUIENES USUFRUCTÚAN EL PODER O LO HAN HECHO ANTES. ¿SON INOCENTES fox Y calderón CUANDO ES OBVIO QUE PROTEGIERON AL “CHAPO” GUZMÁN EN BENEFICIO DE “LOS TEMPLARIOS” QUIENES RECONOCEN COMO SUS ENEMIGOS SÓLO A LOS MIEMBROS DEL CÁRTEL DEL GOLFO Y A LOS “ZETAS”…O ERA MERO CAMUFLAJE PARA ESCONDER SUS NEXOS CON LA “CONFEREACIÓN DE SINALOA” QUE CONVOCA A MANIFESTACIONES EN LAS NARICES DEL GOBERNADOR, MARIO LÓPEZ VALDÉS, METIDO HASTA EL CUELLO EN EL BERENJENAL. LA LISTA DE FUNCIONARIOS POSIBLEMENTE INFILTRADOS ES CASI TAN LARGA COMO LAS DE LOS MANDOS CASTRENSES COOPTADOS… A CAMBIO DE CEDER A LA ARMADA Y SUS “SOCIOS”, LOS MARINES, LA POTESTAD TERRITORIAL DE ACTUAR EN DONDE LES VENGA EN GANA. MÉXICO ES YA EL MAR-OCÉANO DE LA MODERNIDAD.

Comentarios con Facebook