Diputados aprueban pensión universal y seguro de desempleo

AMARA DE DIPUTADOS

México, 19 mar (PL) La Cámara de Diputados aprobó el dictamen que crea un sistema de pensión universal y un seguro de desempleo, los cuales, según analistas, resultan insuficiente hoy para cubrir las necesidades de los trabajadores del país.

La propuesta, que ahora pasa al Senado para continuar su camino legislativo, fue avalada en la Cámara baja con 287 votos a favor, 177 en contra y tres abstenciones, tres casi 10 horas de discusiones y expresiones de violencia entre los parlamentarios participantes.

Entre los aspectos centrales de la iniciativa destaca la creación del seguro de desempleo para garantizar el pago de al menos un salario mínimo a las personas en paro durante un periodo no mayor a seis meses.

Para recibir ese beneficio, deberán acumular 45 días naturales consecutivos o más en situación desempleo, y haber cotizado como mínimo 24 meses al Instituto Mexicano del Seguro Social durante los tres años previos.

Un trabajador podrá recurrir solamente una vez cada cinco años a ese seguro, cuya entrada en vigor se prevé para el 1 de enero de 2015.

Por su parte, la pensión universal abarcará a cerca de seis millones de adultos mayores de 65 años, con un monto mensual que será inicialmente de 580 pesos -unos 44 dólares- en 2014. El objetivo es su incremento gradual para que alcance hasta mil 92 pesos -unos 83 dólares-, con la actualización del índice inflacionario, en un plazo no mayor a los 15 años.

Uno de los principales puntos de divergencia entre los diputados federales fue la fórmula de financiamiento al seguro de desempleo, que recibirá dos terceras partes de las aportaciones patronales al ahorro de vivienda de los trabajadores.

Los empleadores depositan hoy a ese fondo el equivalente a un cinco por ciento del salario base de su personal, pero, con el dictamen, dicha aportación se dividirá en dos partes: un dos por ciento para el ahorro de vivienda y tres por ciento para una subcuenta con la que se financiará el seguro.

Sin embargo, para expertos y abogados laborales, la pensión universal no puede ser considerada como tal, pues no abarca a todos los adultos mayores, mientras que el seguro beneficiará a pocos trabajadores del país, y tendrán que pasar casi siete años para que pueda ser utilizado.

Para Graciela Bensunsán, especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, esta ley es de largo plazo, y a fin de que funcione el desempleado debe contar con requisitos muy difíciles de cumplir en un país con una altísima tasa de rotación.

De acuerdo con Arturo Alcalde, abogado laboral, se trata de una simulación en la que se utilizan recursos de los propios trabajadores, de los cuales, siete de cada 10 no podrán recibir el seguro.

Comentarios con Facebook