Rusia paciente ante sanciones de Occidente por ahora, según Putin

putin-2013

Moscú, 21 mar (PL) Rusia se mantendrá expectante y ecuánime por ahora ante las sanciones impuestas de manera unilateral por Estados Unidos y la Unión Europea (UE), afirmó hoy el presidente Vladimir Putin, en una sesión del Consejo de Seguridad.

El mandatario recomendó a las instancias del poder legislativo y ejecutivo representadas en la reunión que su país debía por el momento abstenerse de respuestas simétricas a las sanciones respecto a Washington y a la UE.

Contrasta la decisión del jefe Estado con los pronunciamientos de varios políticos y de ambas cámaras del Parlamento de que Rusia responderá adecuadamente y en similar proporción a las represalias unilaterales de Occidente, calificadas de ilegítimas e inadmisibles.

De hecho, la Cancillería divulgó ayer una lista con nombres de consejeros y legisladores a quienes se les prohibió el ingreso a territorio ruso.

Putin consideró también innecesario la implantación de un régimen de visado con Ucrania, en reacción con una medida ventilada por las nuevas autoridades que tomaron el poder tras el golpe de Estado anticonstitucional el 22 de febrero último.

El Consejo de la Federación (Senado) adoptó por unanimidad una declaración en la que condena el chantaje político de Estados Unidos y de la UE mediante las sanciones por la posición independiente e irrevocable de Rusia.

Califican igualmente de cínica la lógica de los países occidentales que imponen sanciones contra Rusia, en violación de las normas básicas del derecho internacional, mientras muchos de ellos -subrayan- recurren abiertamente al uso de la fuerza cuando necesitan derrocar a líderes de Estados soberanos incómodos a sus intereses.

El Senado, a su vez, ratificó con el voto de todos los legisladores presentes en la sesión el tratado de adhesión a Rusia de la República de Crimea y Sebastopol, luego de ser sancionado por la Duma y validado por el Tribunal Constitucional, acuerdo que aumentó las contradicciones de Occidente con Moscú.

Al presentar ante la Cámara alta del Parlamento el acuerdo suscrito por Putin y los líderes crimeos el pasado martes, el canciller Serguei Lavrov aclaró que no existe conflicto alguno entre Rusia y Ucrania, como hacen ver en Occidente, sino una crisis de la institucionalidad ucraniana.

Lo que ocurre es una profunda crisis institucional y debe hacerse el esfuerzo por revertirla, expuso Lavrov.

Instamos a nuestros socios occidentales a que entierren la ilusión de que pueda iniciarse un proceso político con la lógica de que el conflicto es entre Rusia y Ucrania, aseveró.

Rusia, según recordó el ministro, parte del cumplimiento del acuerdo rubricado el 21 de febrero por el defenestrado presidente legítimo de ese país, Víktor Yanukóvich, y los líderes de la oposición prooccidental, con la firma además de representantes europeos como garantes.

Comunicó Lavrov que la Cancillería prepara un libro blanco sobre los acontecimientos en Ucrania con “evidencias escrupulosamente obtenidas que demuestran los desmanes y la brutalidad de los neonazis y extremistas ucranianos”.

La Casa Blanca anunció ayer una ampliación de la lista de ciudadanos rusos sujetos a sanciones, con otros 20 nombres de políticos, funcionarios, empresarios y hasta compañías como Gazprom y el banco Rossia, además de siete incluidos con anterioridad.

Al unísono, la UE elevó la relación de los ciudadanos rusos castigados de 21 a 33, aunque el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, descartó por ahora la imposición de sanciones económicas.

Sin embargo, Rompuy anunció la cancelación de la cumbre UE-Rusia prevista para el 3 de junio y todos los encuentros bilaterales proyectados.

De conjunto, Occidente acordó un boicot a la presidencia rusa en el Grupo de los Ocho y a la celebración de la reunión de alto nivel en Sochi en junio venidero.

Aunque sin consenso todavía, gobiernos como los de Estados Unidos, Francia y Reino Unido se pronunciaron por suspender a Rusia de ese selecto foro.

Comentarios con Facebook