La Perla Tapatía, lugar de contrastes

perlatapatia
GUADALAJARA  JAL 23 DE MARZO DE 2014 (AFN).- La que se conoce como la “Perla Tapatía”, en Jalisco (Guadalajara) ha cambiado un poco su rostro turístico para recibir manifestaciones y paros de campesinos, los primeros piden “no más accidentes anunciados”, mientras que los otros precios justos a su producto, pero al final del día su tradicional Centro Histórico reúne a propios y extraños en sus veladas musicales, con música de sinfónicas, mariachis y uno que otro bohemio, además de sus paseos en calandrias.
Un lunes cualquiera pueden reunirse miles de jóvenes, “estudiantes” y educadores para formar una larga columna que pide seguridad y orden en el tema del transporte, debido al incremento en accidentes viales, dos días después agricultores cierran las calles aledañas al edificio de gobierno en Guadalajara, con tractor para que con cartulinas en mano pedir precios justos al maíz, lo que provoca la curiosidad de los visitantes en cualquier época del año.
Pero si se avanza unos metros, se pueden perder los caminantes entre el Teatro Degollado, los centros joyeros, el reconocido mercado de “San Juan de Dios”, o una de las varias iglesias que se imponen en la zona, incluida su Catedral.
Al tomar cualquiera de las salidas del centro, se pueden trasladar al artesano “Tlaquepaque”, en donde al recorrer las calles se encuentran con mercados que tienen a la venta trabajos manuales en vidrio soplado, tela o cualquier otra artesanía típica de la región, además se puede comer en restaurantes con música de mariachi en vivo, o en un café con una pareja que toca música de trova, o simplemente caminar entre sus pequeñas calles, evitando los cruces vehiculares para no ser víctima de un accidente.
Otra de las zonas en las que se pueden resguardar para no vivir los congestionamientos viales de la ciudad, puede ser Zapopan, en donde se erigió uno de los templos más visitados, en honor a su virgen, que lleva el nombre del pueblo, la de “Zapopan”, en su plaza se puede disfrutar de un fresco y rico “tejuino”, bebida preparada a base de masa, hielo y limón, además del sinnúmero de recuerdos con la imagen de la referida virgen.
Viajando en automóvil por dos horas, y entrando un poco al estado de Michoacán, rumbo a “La Piedad”, se puede llegar al pintoresco “Degollado”, un pueblo que detuvo el tiempo en sus calles y habitantes, el cual lleva su nombre, según se puede leer en la placa de la plaza central, “A la memoria de los sacrificados inocentemente el día 24 de diciembre del año 1917”, los cuáles fueron “degollados”, aunque muchos se salvaron al cambiarse de nombre y apellido, según cuentan sus residentes.
También en una zona cercana se puede ubicar a “Chapala”, con su laguna sin tanta agua como en el pasado, pero aun conservando el tradicional paseo en lancha, para escuchar las historias de su origen.
En todos y cada uno de estos sitios se encuentran a un “Roger”, que realiza caricaturas de los turistas, a un Don José que dice fue el inventor de las cucharas dobladas y pintadas a mano con diferentes paisajes, además del mundialmente conocido “pajarito de la suerte”, que por 10 pesos saca un papelito en el que se lee el futuro que les espera.
Y para quienes no desean manejar, existen los tradicionales “tours” en la Perla Tapatía,  a bordo de camiones con dos niveles a través de los cuales por espacio de varias horas se pueden recorrer los lugares referidos, y si se les antoja una bebida “refrescante”, sólo se le pide al conductor que se orille, para llegar a una tienda de conveniencia y seguir con el paseo.

Comentarios con Facebook