GOBIERNO E IGLESIA CREAN PROBLEMA

guillermo robles
Por Guillermo Robles Ramírez

Seguramente una de las mejores etapas de la mujer es sin lugar a dudas la etapa de su embarazo. El sueño de la mayoría de las mujeres de poder ser mamá algún día. Ilusión inculcada desde temprana edad cuando vemos a las niñas jugando con las muñecas a ser mamá, algo que se lleva como único instinto diferenciándolos a distancia de los hombres.

Todo tiene su momento, su edad para vivir cada una de nuestras etapas como ser humano y ésta del embarazo tiene mayor importancia porque el hecho de que el cuerpo de la mujer esté preparada para concebir hijos desde una temprana edad, esto no significa que tiene la madurez para ser madre.

Pero quién iba a pensar que uno de los momentos más maravillosos de la vida podría considerarse como un problema de salud. En el país todo indica que dicho problema va en incremento pero en especial a un sector de la población que son los adolescentes.

Cada año el promedio de embarazo en mujeres jóvenes va creciendo de una manera alarmante y silenciosa para las autoridades de no dar a conocer estadísticas en los diferentes centros de salud, pues la edad promedio de embarazos sin importar deseados o no deseados son cada vez más a temprana edad, es decir, de 12 a 19 años de edad. A nivel nacional las madres adolescentes representan el 20 por ciento del total, pero existen entidades en donde ésta cifra sube hasta el 30 por ciento de acuerdo a una investigación realizado por el Instituto Nacional de Perinatología.

Una gran parte de ese incremento es la falta de cultura del embarazo que se debió durante los gobiernos federales panistas en donde de acuerdo ala Encuesta Nacionalde Salud y Nutrición 2012 destacó un incremento del 30 por ciento respectivamente del 2006, cuando 20.9 por ciento de las mujeres de15 a19 años tenían una vida sexual activa y en el 2012 el porcentaje creció hasta el 31.2.

Lo malo es que se tiene de concepto de cultura sexual y prevención de embarazo dentro de las instituciones educativas como lo enseñan en los diferentes métodos anticonceptivos, los riesgos de las enfermedades, etc., información que solamente queda en eso, sin embargo, no se está haciendo una cultura para evitar el embarazo a temprana edad y cosa que debe de atender tanto las autoridades federales principalmente, así como las estatales y municipales.

El error más común que hacen las autoridades es el reparto masivo de condones en las escuelas sirviendo únicamente para que los adolescentes se diviertan inflándolos haciendo bromas y demás. Los métodos para la prevención de embarazo están a la disposición de la juventud pero el problema en lugar de bajar las estadísticas éstas suben. Esto quiere decir que algo mal están haciendo nuestras autoridades.

No se le puede culpar del todo a las autoridades por los incrementos de embarazos a temprana edad que empiezan amenazar las instituciones de salud como un problema de futuro inmediato, como es ahora la obesidad en el país y la situación que presentará el IMSS en el quebranto con los pensionados en caso de no hacer algo al respecto. Pero otro de los factores que no ayudan para tomar decisiones a tiempo esla Iglesiaque no niega el problema social entre los jóvenes pero que tampoco ayudan en nada por la falta de aprobación a los diferentes métodos anticonceptivos y aún más cuando son consideradas éstas prácticas de prevención al quebrantamiento del quinto mandamiento: “No matarás”. Es decir la misma Iglesia condena al pecado convirtiéndonos en asesinos a todos quienes impidan el embarazo siendo el único método aprobado porla Santa Sedeel método de ritmo o billings.

Existe demasiada información en el internet y redes sociales que en lugar de hacer su esencial objetivo hace todo lo contrario cayendo en la desinformación y desorientación de los jóvenes. Si las autoridades en conjunto conla Iglesiano encuentran una sinergia para trabajar en conjunto los embarazos no deseados y a muy temprana edad no solo se convertirá en otro problema de salud, sino también social y por ende a la pobreza.

Tiene que existir un nuevo diseño sobre cultura sexual en donde no solamente quede en informativo sino ayudar a los jóvenes a tomar decisiones inteligentes sobre la sexualidad y uso de anticonceptivos con ayuda del núcleo de la sociedad, es decir, la familia e instituciones educativas. (Premio Estatal de Periodismo 2011 y 2013) www.intersip.org

Comentarios con Facebook