Demanda ONU acceso universal al agua y la energía

ONU (1)

Naciones Unidas, 25 mar (PL) Expertos de Naciones Unidas demandaron hoy políticas y estrategias que garanticen el acceso universal al agua y la energía para millones de seres humanos marginados del mismo, un requisito clave en el camino hacia el desarrollo sostenible.

En un encuentro con periodistas, fue presentado en la sede de la ONU el reporte mundial sobre la situación del agua 2014, informe centrado en el vínculo entre el preciado líquido y la energía.

Según el texto, alrededor de 770 millones de seres humanos no cuentan con agua potable, un fenómeno que provoca enfermedades y golpea cualquier escenario de avance económico en las naciones del Sur.

El problema es aún mayor si se enfoca desde la perspectiva de la insuficiente satisfacción del derecho de las personas al agua, la cual afecta a uno de cada dos habitantes del planeta, advirtió el investigador Richard Connor, principal autor del reporte, lanzado oficialmente la semana pasada en Tokio.

Respecto a la energía, el estudio refleja que mil 300 millones de personas carecen de electricidad, mientras tres mil millones cocinan con carbón, madera y biomasa, una situación que afecta la salud y genera contaminación ambiental.

Para Connor, tan complejo panorama demanda esfuerzos coordinados, que pasan por la protección de los sectores de la sociedad más vulnerables y la búsqueda de mayor integración entre los dominios agua y energía.

Con frecuencia son separados en la visión gubernamental, porque la energía se asocia con lo económico y el agua con lo social, lo cual hace a esta última menos atendidas en cuanto a políticas y recursos, dijo.

Según el experto, la comunidad internacional debe reconocer el importante papel de ambos elementos en el desarrollo sostenible.

En ese sentido, recordó que los estados perfilan la agenda post-2015 para el progreso en armonía con el entorno, marco que sustituirá a los objetivos del milenio fijados hace 14 años.

De acuerdo con Connor, no pueden ignorarse las proyecciones de crecimiento de la demanda de agua y energía a corto plazo.

Las necesidades de electricidad a nivel mundial aumentarán un 70 por ciento para 2035, lo cual exigirá mayor consumo de agua, ilustró.

Para el científico, este panorama reitera la importancia de impulsar fuentes alternativas de generación eléctrica, como la solar y la eólica, que además representan opciones mucho menos contaminantes.

Comentarios con Facebook