Demócratas en EE.UU. refuerzan campaña en recta final de ObamaCare

obamacare-logo_full

Washington, 25 mar (PL) Los demócratas refuerzan hoy la campaña para que más estadounidenses adquieran los paquetes de seguros médicos que ordena la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, considerada el principal logro de la administración del presidente Barack Obama.

A menos de una semana de vencerse el plazo de inscripción, el 31 de marzo, el Gobierno apura estrategias para cumplir con la meta de lograr unos seis millones de ciudadanos asegurados.

En un principio, la administración se propuso lograr siete millones de inscripciones, pero la meta se readecuó luego de reportarse numerosos problemas en el sitio web gubernamental que provee la pólizas desde el 1 de octubre.

Las fallas técnicas de www.HealthCare.gov desataron un malestar generalizado debido a la lentitud de navegación y la denegación del acceso en muchos casos, hechos que opacaron la popularidad del presidente y los demócratas, en medio de la carrera a los comicios legislativos de noviembre.

Aunque se encuentra en una gira por Europa, Obama exhortó la víspera a los estadounidenses a apurar la compra de los paquetes de seguro médico.

El mandatario enfatizó en el sector de los hispanos, de los cuales unos 10,2 millones son elegibles para optar por las pólizas, de acuerdo con cifras de la Casa Blanca.

Durante el diálogo con la cadena Univisión, el Ejecutivo intentó disipar los temores sobre la posibilidad de que los datos de inscripción sean usados por las autoridades para deportar a los millones de indocumentados, sobre todo de origen latino.

Informes oficiales señalan que los hispanos han demorado su adhesión a la conocida como ObamaCare, debido al miedo de las familias integradas por personas sin papeles de resultar expulsados del país.

De igual forma, la primera dama, Michelle Obama, se esfuerza en aumentar las inscripciones con un artículo que publica este martes la página web thebump.com, dirigida sobre todo al sector femenino.

Mientras, el vicepresidente Joseph Biden planea participar durante la semana en entrevistas con emisoras de radio regionales con el objetivo de llegar a los jóvenes, muchos de ellos reacios a comprar un seguro de salud.

También se encuentran avocados a respaldar las acciones del Gobierno los secretarios de Salud, Kathleen Sebelius, y de Trabajo, Thomas Pérez, así como Valerie Jarrett, asesora de Obama, la cual planea participar en actos sobre la reforma en algunas ciudades del país.

La semana pasada un 53 por ciento de los estadounidenses explicitó sus críticas a la iniciativa, algo que evidencia la impopularidad que aún acompaña a la ley de reforma de salud, según se desprendió del sondeo efectuado por el Centro de Investigación Pew.

En Estados Unidos más de 46 millones de personas carecen de seguro de salud.

Comentarios con Facebook