LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Destitución de alcalde bogotano pone en peligro proceso de paz: ELN

petro27

Bogotá, 28 mar (PL) El Ejército de Liberación Nacional (ELN) afirmó hoy que la destitución del alcalde de Bogotá Gustavo Petro por el presidente Juan Manuel Santos, pone en peligro el proceso de paz en Colombia.

Petro fue anulado de su cargo por Santos, quien desestimó las medidas cautelares otorgadas al alcalde bogotano por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La acción del mandatario también pone en peligro la posibilidad de un diálogo con la guerrilla del ELN, señala un comunicado fechado el 20 de marzo en las montañas de Colombia, difundido hoy en esta capital.

La destitución de Petro, precisa el texto, confirma la postura retrógrada de la oligarquía colombiana y su solidaridad de clase.

El ELN subraya en su comunicado que ese giro a la extrema derecha del presidente demuestra la intolerancia para aceptar en las instituciones posturas críticas y al servicio de los excluidos, alcanzadas por las vías constitucionales.

Para el ELN, si esa es la suerte de un alcalde elegido por el voto popular, qué puede esperarse del respeto y acatamiento a los eventuales acuerdos suscritos en una mesa de diálogo con la insurgencia (en alusión a las conversaciones entre el Gobierno y las FARC-EP instaladas en La Habana, Cuba).

Colombia está desconociendo “de manera flagrante la juridicidad internacional”, subraya, a la cual debe someterse un gobierno que en el pasado enero dijo acatar y respetar un fallo a favor del alcalde de Bogotá” (en caso de producirse este).

En opinión de la guerrilla, esas “volteretas del presidente (Santos) le restan seriedad a su magistratura y ponen en entredicho su disponibilidad y capacidad para cumplir acuerdos, tanto en el ámbito internacional, como interno”.

Como candidato a la reelección, argumentan, les manda un mensaje negativo a los posibles electores, y es posible predecir un altísimo porcentaje de abstencionismo y voto en blanco en las presidenciales de mayo.

Con giros como esos, plantea el ELN, la oligarquía colombiana evidencia su irrespeto a la voluntad popular expresada en las urnas e invalida las elecciones como un ejercicio democrático.

Tiene razón Petro cuando afirma que en estos momentos “el voto no vale” y se necesita cambiar las instituciones, aducen.

Comentarios con Facebook