Protestas en Israel, Cisjordania y Gaza por el Día de la Tierra

Jerusalen-Fuerzas-manifestantes-palestinos-EFE_CLAIMA20120330_0170_19

Ramallah, 30 mar (PL) Manifestantes en Israel, Cisjordania y Gaza chocaron hoy con la Policía y el Ejército israelíes durante protestas por el Día de la Tierra, instaurado como condena a la ocupación y anexión de territorios palestinos.

El 30 de marzo de 1976 seis jóvenes árabes fueron abatidos a balazos cuando protestaban por la anexión forzada de territorios en la Galilea para crear asentamientos paramilitares sionistas y desde entonces la jornada ha devenido una de las fechas insignias de los palestinos contra la ocupación.

La construcción de comunidades y el asentamiento de poblaciones en territorios de Estados bajo ocupación militar, como es el caso de Palestina, son considerados crímenes de guerra por la legislación internacional vigente.

Uno de los primeros estallidos se registró en la ciudad israelí de Arraba, norte, donde miles de personas marcharon por las calles con banderas palestinas y fueron atacados por la Policía con balines y granadas lacrimógenas, dijeron testigos.

En el desierto de Naqab, que los israelíes llaman Neguev, beduinos expulsados de sus tierras ancestrales organizaron una protesta en la aldea de Sawawil.

Este año la fecha se conmemora en un ambiente de mayor crispamiento debido a la congelación de las pláticas de paz y el aumento de la represión contra los nacionalistas palestinos en Cisjordania y ataques artilleros y aéreos contra Gaza.

En el oriente de Jerusalén, al Quds para los árabes, jóvenes manifestantes enfrentaron a pedradas a las unidades del Ejército enviadas a dispersar una protesta cerca de la Puerta de Damasco.

Delegados de organizaciones pacifistas israelíes asistieron a reuniones públicas convocadas por el gobierno palestino en la ciudad cisjordana de Hebron.

El movimiento islamista Hamas, que gobierna en la franja de Gaza, organizó varias concentraciones, una de ellas en el campamento de refugiados de Jabaliya, donde residen en condiciones precarias miles de expulsados tras la creación de Israel en 1948 y sus descendientes.

Las reuniones enarbolaron una consigna única, “regresaremos a nuestra tierra, no importa cuanto tiempo nos tome”.

Comentarios con Facebook