EXHORTA SENADO A MANCERA INFORMAR SOBRE ADECUACIONES EN METRO PARA PERSONAS CON DISPACIDAD

Metro_Canal_Del_Norte_01

El Senado de la República aprobó un exhorto al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Angel Mancera, para que informe sobre el mantenimiento y las adecuaciones que se realizan en el Sistema de Transporte Colectivo  (STC) Metro en apoyo al casi medio de personas que con alguna discapacidad utilizan en ese medio para trasladarse en la zona metropolitana.

En un punto de acuerdo avalado por el pleno del Senado e impulsado por la senadora del PRI, Cristina Díaz, se destaca que se debe dar seguimiento programa “Facilidades de Acceso y Traslado a Personas con Discapacidad en el Metro”, el cual fue instrumentado en 1998  y que buscaba una serie de medidas y programas en favor de ese sector.

Por otra parte, la senadora del PRI, Verónica Martínez Espinoza, presentó otro punto de acuerdo donde se exhorta al Jefe de Gobierno del Distrito Federal a revisar, modernizar o en su caso construir la infraestructura que permita el acceso a las estaciones de El Metro a la personas con algún tipo de discapacidad motriz, como es quienes utilizan silla de ruedas, andaderas o bastones.

En el punto de acuerdo se argumenta que el reciente incremento al precio del boleto de El Metro, de tres a cinco pesos, permitirá recursos adicionales por 3 mil millones de pesos al Gobierno del Distrito Federal, de los cuales una cantidad se debe utilizar para modernizar las instalaciones deterioradas y crear infraestructura en favor de los usuarios con alguna discapacidad.

“Pedimos al Jefe de Gobierno del Distrito Federal y a las autoridades del Sistema del Transporte Colectivo Metro a destinar parte de los recursos que están obteniendo por el reciente incremento al boleto en revisar la infraestructura de escaleras, pasamanos, barandales, instalación de lijas anti resbalones, así como medidas de seguridad y personal capacitado para apoyar a la población con algún tipo de discapacidad”.

Destacó la senadora Martínez Espinoza quien argumentó el  Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro fue creado por decreto presidencial en 1967 y la primera línea, que corre de la estación Chapultepec a Zaragoza, fue inaugurada en 1969 por el entonces regente Alfonso Corona del Rosal.

Desde entonces y hasta la fecha se han construido  12 líneas de El Metro que cruzan prácticamente toda la Ciudad de México y llegan a algunos  municipios del estado de México transportando en promedio 3.9 millones usuarios cada día.

Sin embargo, la mayor parte de esta infraestructura de transporte se encuentra prácticamente sin mantenimiento o modernización en el tema de escaleras con lijas anti resbalantes, pasamanos o barandales, señalamientos de seguridad en los andenes y mucho menos se han construido aditamentos para personas con capacidades diferentes, como lo son los usuarios en silla de ruedas, andaderas, muletas o bastones.

A pesar del reciente incremento del precio del boleto de El Metro de 3 a 5 pesos, decretado en diciembre pasado, no se perciben obras de mejoría en la infraestructura, que en algunos casos tiene una antigüedad de más de 40 años. Los pisos y escaleras de mármol en algunas estaciones están tan desgastados que son muy peligrosos para los usuarios, sobre todo los de la tercera edad.

Sumado a ello sólo en cinco de 195 estaciones existen elevadores o rampas especiales para personas con algún tipo de discapacidad, ello a pesar de que en la Ciudad de México, de acuerdo al último censo del INEGI del año 2010, viven alrededor de 450 mil personas con algún tipo de discapacidad, de las cuales el 40 por ciento tienen limitantes motrices.

La legisladora del PRI expuso que e Metro ha sido por muchos años un ejemplo mundial por su bajo costo a los usuarios, eficiencia y bajo nivel de accidentes. Eso no es logro de un partido o gobierno en particular. El Metro funciona y muy bien desde los años 70´s y la mayor parte se construyó en los 80´s y 90´s.

“Desplazarse por la ciudad de México es una odisea para una persona con discapacidad. Solo uno de cada siete autobuses cuenta con acceso universal y sólo cinco estaciones de Metro – Indios Verdes, Centro Médico, Universidad, Tacubaya y Pantitlán- tienen la infraestructura adecuada para la gente en muletas o silla de ruedas”.

Otro ejemplo de la forma en que esta infraestructura a favor de la población con alguna discapacidad se ha descuidado es lo que ocurre en la Línea B de El Metro. Entre 2011 y 2012 se construyeron ocho elevadores para la población con alguna discapacidad en las estaciones Ciudad Azteca, Plaza Aragón, Ecatepec y Villa de Aragón. Ello con costo de más de 23 millones de pesos. Sin embargo nunca se han puesto en operación.

Ello a pesar de que a esas estaciones llegan muchos usuarios en sillas de ruedas o con andaderas que son pacientes de la Clínica 92 del IMSS y del Hospital Fidel Velázquez. Estas personas tienen que esperar horas  a que alguien los ayude a subir las escaleras cargando a ellos y sus sillas de ruedas.

Pareciera que se trata de opacar o minimizar las inversiones millonarias o las obras de gobiernos anteriores, paradójicamente aunque sean de su propio partido o signo político, concluyó.

Comentarios con Facebook