Propuesta de Obama sobre salario mínimo en EE.UU. crea discrepancias

Barack Obama

Washington, 1 abr (PL) La propuesta del presidente Barack Obama de aprobar un nuevo salario mínimo en Estados Unidos aumenta hoy las discrepancias entre demócratas y republicanos en el Senado.

El líder de la mayoría, el senador demócrata Harry Reid, no solo enfrenta la oposición de los republicanos, también trata de detener una rebelión en las filas de su partido para socavar la propuesta de Obama de elevar el salario mínimo hasta 10.10 dólares la hora.

Esta situación, señala hoy el diario digital The Hill, que cubre temas del Congreso, amenaza con dividir el partido del presidente en este componente esencial de su mensaje de año electoral.

Los demócratas ya no están de acuerdo entre ellos sobre si deben continuar con la iniciativa de la Casa Blanca o tratar de trabajar con los republicanos en una cifra menor que consiga el apoyo necesario para ser aprobada.

Aunque el plan de Obama tiene el apoyo de los sindicatos, varios senadores demócratas no descartan negociar un piso salarial más bajo que sería más fácil de aprobar, indica la publicación.

Algunos demócratas que deben enfrentar la reelección en noviembre, entre ellos el senador Mark Warner, un objetivo del Partido Republicano este año, son partidarios de alcanzar un acuerdo con los republicanos para fijar una cuota menor de aumento salarial.

No obstante, aunque los senadores alcancen un acuerdo bipartidista, su iniciativa enfrentará la oposición de la Cámara dominada por los republicanos, señala The Hill.

El alza del salario mínimo actual de 7.25 la hora hasta 10.10 dólares fue propuesto por Obama, quien dejó a un lado su idea inicial de elevarlo hasta nueve dólares.

La Oficina de Presupuesto del Congreso, una organización no partidista, estima que el aumento a nueve dólares por hora probablemente costará 100 mil puestos de trabajo, muy por debajo de las 500 mil plazas que advirtió que se puede perder elevándolo a 10.10.

Algunos parlamentarios insisten en lograr un compromiso que ayude a las familias y no obligar a los empleadores a eliminar puestos de trabajo.

La mayoría de la bancada demócrata favorece el alza a 10.10 dólares, pero ningún republicano del Senado la ha respaldado públicamente, señala The Hill.

Ante los desacuerdos existentes, senadores demócratas, grupos liberales y los sindicatos ejercen presión para demorar el voto hasta la próxima semana, mientras prosiguen negociaciones para alcanzar un compromiso, dijeron fuentes cercanas a los legisladores.

Comentarios con Facebook