Pide CNDH acelerar el cambio social hacia una cultura de inclusión de las personas con autismo

plascencia1

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, que preside el doctor Raúl Plascencia Villanueva, hace un llamado a las autoridades y sectores sociales del país para impulsar acciones conjuntas que transformen las condiciones de exclusión social, educativa y laboral de las personas con autismo en México.

En el marco del Día Mundial de Concienciación Sobre el Autismo, que se conmemora en esta fecha, la CNDH considera necesario redoblar esfuerzos para que todas las personas con discapacidad puedan ejercer sin discriminación todos los derechos reconocidos en la Constitución y los tratados internacionales en materia de derechos humanos.

Hace un exhorto para que todas las personas en sus ciudades promuevan una cultura de inclusión y estén atentas ante las posibles violaciones a los derechos humanos de este sector de la población a fin de denunciar los hechos ante las instituciones competentes.

Este Organismos público autónomo sostiene que es imperioso que las autoridades en los distintos órdenes de gobierno, así como la sociedad en su conjunto, trasciendan el enfoque médico-rehabilitatorio para que las personas con autismo en México tengan acceso a un sistema de apoyos adecuado y suficiente, que garantice efectivamente la igualdad de oportunidades de todo tipo, con absoluto apego y respeto a sus derechos humanos.

Lo cual implica que en escuelas, instituciones y empresas, se debe contar con el andamiaje para la eliminación gradual y progresiva de las barreras que limitan la inclusión de las personas con autismo en tales entornos.

Aún no se logran establecer con precisión las causas médicas del denominado Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), aunque se sabe que éste incide en el desarrollo del sistema nervioso y el funcionamiento cerebral de las personas, afectando especialmente a los aspectos relacionados con el procesamiento de la información que proviene de los estímulos sociales.

El 18 de diciembre de 2007 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó por unanimidad el día dos de abril para celebrar el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, con el firme propósito de hacer conciencia sobre la adopción de medidas para que las niñas, los niños, jóvenes y adultos con ese trastorno neurológico accedan a mejores oportunidades y a una vida autónoma e independiente en y con su comunidad.

El 3 de mayo de 2008, tras ser El Ecuador el vigésimo país en ratificarla, entró en vigor la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que reafirma el principio fundamental de la universalidad de los derechos humanos y su consecuente disfrute con plenitud por todas las personas con discapacidad, incluidas las personas con autismo.

Comentarios con Facebook