LatinoaméricaVolver a Latinoamérica

Se reduce tráfico de drogas de Suramérica a EE.UU.,dicen en Guatemala

EL SALVADOR-CRIME-DRUGS-COCAINE-SEIZURE

Guatemala, 3 abr (PL) La operación Martillo, en la cual están involucrados militares de Estados Unidos, el mayor consumidor de drogas del mundo, logró reducir desde 2012 el trasiego de estupefacientes de Suramérica a ese país en 62 por ciento, dijo hoy una fuente oficial.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, Rudy Ortiz, divulgó esta información en conferencia de prensa efectuada este jueves junto a al general John Kelly, del Comando Sur de Estados Unidos, tras concluir la novena edición de la Conferencia de Seguridad Centroamericana realizada a puertas cerradas en un hotel capitalino .

La droga se ha convertido en un producto sumamente lucrativo a partir de los enormes mercados encabezados por Estados Unidos, que consume cada año entre 150 y 160 toneladas de cocaína, acorde con datos de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes de Naciones Unidas (JIFE).

Casi el 90 por ciento de la cocaína consumida en esa nación estadounidense entra a través de México y Centroamérica, señala el JIFE.

Por su parte, el Ejecutivo guatemalteco anunció la apertura de tres bases militares para combatir el narcotráfico, confirmó el presidente Otto Pérez Molina.

El General de División Ortiz precisó que en 2013 se logró la incautación de 131 toneladas métricas de cocaína, 32 mil 186 libras de marihuana, cuatro mil gramos de heroína y la captura de 295 personas como sospechosas del trasiego ilícito de estupefacientes.

Kelly recordó que tras un análisis efectuado en las reuniones de 2006 y 2009, se determinó que Centroamérica es utilizada como ruta para el trasiego de drogas de Sudamérica hacia otros países.

En la reunión, celebrada desde el pasado martes en la capital guatemalteca, estuvieron jefes de Estados Mayores y viceministros de Centroamérica, Chile, Colombia, República Dominicana, México; así como observadores de Canadá y Estados Unidos.

También asistieron representantes de la Junta Interamericana de Defensa, de la Organización de los Estados Americanos y la Conferencia de Fuerzas Armadas Centroamericanas.

El presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, ha reiterado que la política de lucha armada contra el narcotráfico y el prohibicionismo de las drogas ha fracasado, mientras ha instado a buscar nuevas rutas para mitigar los daños de ese flagelo.

Desde el inicio de mi gestión en 2012 hemos afirmado que la lucha contra las drogas ha fracasado, afirmó en septiembre pasado en la Asamblea General de la ONU, quien recalcó que no pueden aplicar los mismos métodos y esperar resultados diferentes.

Asimismo, llamó a evaluar una propuesta de manera internacional en busca de reducir los perjuicios que provoca el narcotráfico, incluidos los homicidios.

Comentarios con Facebook