LA OTRA CONQUISTA

Jacob Aquino Muñoz
Jacob Aquino Muñoz

02de abril de 2014.

El 29 de marzo pasado, tuve la oportunidad de hacer un viaje recreativo a una de las zonas que más me gustan de Chiapas, la zona de la Selva Lacandona.

En esta ocasión, solo visité el Centro Eco-turístico “Las Nubes” en el municipio de Maravilla Tenejapa, uno de los municipios chiapanecos que fueron creados para brindar falsas respuestas a las demandas zapatistas.

“Las Nubes” se encuentra ubicado a más de 60 kilómetros de Los Lagos de Montebello. La carretera que conduce al lugar va paralela a la frontera de México y Guatemala.

Antes de llegar se deben atravesar comunidades que durante el alzamiento zapatistas eran emblemáticas como “Amparo Agua Tinta” y “Nuevo San Juan Chamula”. En esas comunidades aún predomina la comunión al movimiento zapatista. Sus letreros y avisos no dejan duda.

Para acceder al camino a “Las Nubes”, se tiene que abandonar la carretera pavimentada y tomar un camino de terracería. Son aproximadamente 25 kilómetros de trayecto y se cruzan dos comunidades más, en las cuales, predomina la religión protestante, concretamente, de los “Testigos de Jehová”.

Las condiciones de desarrollo y convivencia humana son totalmente diferentes entre las comunidades católicas y protestantes. En las primeras se observa más atraso y pobreza y en las segundas más orden, limpieza y más desarrollo. En unas se permite el consumo de alcohol y en otras no. Marca las diferencias.

Desde la época de la Conquista no se había generado un proceso tan intensivo en el cambio de la fe religiosa de los indígenas. Cuando los españoles llegan a lo que hoy es México, los indígenas creyeron perder a sus dioses. Quedaron en situación de orfandad.

A través de la fe católica volvieron encontrar un lugar en el mundo. El catolicismo les devuelve sentido a su presencia en la tierra, alimenta sus esperanzas y justifica su vida y su muerte. Quizás por ello, el catolicismo ha durado más años que la propia Conquista. Hasta ahora.

En ciertos períodos los pueblos se vuelven sobre sí mismos y se interrogan. Hoy, al menos en Chiapas, se observa que el indígena, está siendo arrancado de los brazos de su madre guadalupana. La estrategia creada por Charles Taze Russell está venciendo gradualmente a la diseñada por Juan de Zumárraga.

Es una nueva conquista. Igualmente a través de la religión. Las nuevas tecnologías están colaborando extraordinariamente en esta transición, permitiendo una mayor información y comunicación. Genera una mayor libertad de pensamiento. Se cuestiona la fe.

Lamentablemente, el ser humano, cuando corta el cordón umbilical con sus creencias, inmediatamente, se aferra a otras. La necesidad de creer en algo o en alguien es superior a sus miedos, a su razonamiento.

De todas formas sale perdiendo. La pérdida de sus dioses facilita la tarea a los conquistadores. La división de la fe genera grandes conflictos sociales que perduran a través del tiempo. Generación tras generación, en más de 2 mil años, judíos y musulmanes no han podido reconciliar sus diferencias religiosas.

Ojalá que este trasvase de creencias religiosas no afecte, de forma generalizada, la convivencia social en las comunidades de Chiapas. En esta entidad, la violencia entre católicos y protestantes es cotidiana. Las expulsiones son el pan de cada día, particularmente de protestantes que habitan en comunidades católicas.

Por ello, las fundaciones de poblados protestantes han proliferado y siguen proliferando. Sus esquemas sociales y, sobre todo, el desarrollo social y económico que presentan estas comunidades, son atractivos que generan más oleadas de expulsiones y migraciones. Es un conjunto de reacciones complejas ante un estímulo dado.

El perfil de las comunidades y la cultura de los pueblos indígenas de Chiapas están cambiando. Su religión, sus costumbres, sus creencias, están confrontadas, tomando caminos diferentes.

¿Cuál será el futuro de esta Nueva Conquista? No lo sabemos. El futuro no acaba de ser y el pasado no acaba de desaparecer. Es transición inacabada. El ser comunitario chiapaneco se manifiesta como interrogación.

Página web http://www.letrasvivas.com.mx/

Comentarios con Facebook