MegalópolisVolver a Megalópolis

Reconoce Camacho Quiroz que caso Cuauhtémoc Gutiérrez afecta a PRI

cc3a9sar-camacho-quiros

El dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional, César Camacho Quiroz, reconoció que el escándalo que involucra a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, afecta al instituto político a pesar de que, aclaró, el asunto es responsabilidad de una persona.

Aseguró que el PRI no puede hacer suya una actitud que no es institucional y de la cual la dirigencia nacional es absolutamente ajena y desconocedora.

Sobre la posible expulsión del ex líder priista capitalino comentó que esperarán a que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal concrete la investigación, que han pedido sea exhaustiva y rápida para saber cuál es el estatus definitivo de Cuauhtémoc Gutiérrez y de quiénes eventualmente resulten involucrados.

Entrevistado luego de su participación en el Seminario “Reformas para transformar a México. Seminario de armonización legislativa”, Camacho Quiroz señaló que el resultado de la investigación debe estar apegado a la ley, por lo que, dijo, “confiamos desde ahora” en lo que resuelva la Procuraduría capitalina.

El líder priista reconoció que este caso afecta la imagen del Revolucionario Institucional, y por eso se separó a Cuauhtémoc Gutiérrez de su cargo y “obviamente asumir la consecuencia de esta afectación que no podemos negar”.

Puntualizó que Gutiérrez de la Torre está separado con licencia porque sería jurídicamente incorrecto y atropellador tomar una medida definitiva si no hay una resolución contundente de parte de una autoridad competente.

A nadie se le puede ni exonerar ni inculpar en forma sumaria, para eso están los tribunales, las autoridades y los tiempos, explicó.

Confió en que el asunto no se politice aunque, dijo, “no dudo que tenga ribetes políticos, pero nosotros queremos evitarlo porque este es una caso que está en investigación”.

Se trata, insistió, de una conducta atribuida de una persona respecto de la cual el partido es absolutamente ajeno, los delitos no los pueden cometer las organizaciones políticas, los cometen las personas.

Camacho Quiroz dio a conocer que la ex secretaria general del PRI-DF, Laura Arellano, es quien hace cargo de la dirigencia capitalina con el auxilio del delegado general del CEN, Manuel Andrade, para revisar la gestión de Cuauhtémoc y también para evitar que este incidente lastre la vida cotidiana del partido.

En el Distrito Federal se tienen retos formidables porque “nuestra posición en el ánimo de los pobladores no es la mejor, estamos conscientes de ello, por eso este tema no se va a convertir en un asunto del partido, las conductas penales son conductas personales y las personas son quienes les deben hacer frente”.

Reiteró que el PRI está listo para aportar alguna prueba, algún elemento si la procuraduría se lo pide, pero éste, el que está en investigación, no es un asunto del partido, es un asunto de una persona física y le hará frente de acuerdo a lo que la ley le permite.

Comentarios con Facebook